Corte Plena se manifiesta sobre computo del plazo de las notificaciones

Mediante Circular No. 42-2011, publicada en el Boletín Judicial No. 82 del pasado 29 de abril de 2011, la Corte Plena comunica a todos los despachos judiciales del país la aplicación que del artículo 38 de la Ley de Notificaciones Judiciales están haciendo las Salas Primera y Segunda de Casación.  Para ello, plantea el supuesto de una notificación que se realiza a la parte interesada un día jueves, en horas de la noche.  En este caso, la parte se tendría por notificada el día hábil siguiente, a saber viernes, y el plazo para impugnar el respectivo pronunciamiento comenzaría a correr el lunes, o bien, el día siguiente hábil a aquél en que se tuvo como efectuada la notificación.

Vemos así que esta interpretación del artículo 38 confiere a las partes un día adicional para el cómputo del plazo, el cual, de acuerdo con la anterior normativa, únicamente se obtenía en  los casos de notificaciones recibidas por fax.

Revisando el acta de la sesión de Corte Plena en la que se toma este acuerdo de Corte Plena, contatamos que surge en respuesta a la consulta planteada por el Dr. Enrique Rojas Franco, como Presidente de la Asociación de Abogados Litigantes de Costa Rica, en relación con el texto del artículo 38 de la Ley de Notificaciones Judiciales, siguiente:

“Artículo 38.- Cómputo del plazo. Cuando se señale un correo electrónico, fax o casillero, la persona quedará notificada al día “hábil siguiente de la transmisión o del depósito respectivo.No obstante, todo plazo empieza a correr a partir del día siguiente hábil de la notificación a todas las partes.”

Argumentó el Dr. Rojas Franco que: “… siendo dicha norma, susceptible de ser interpretada de diversas maneras por los operadores, y que en la práctica se ha evidenciado que se confiere ese día adicional que prevé la norma, puesto que en materia penal y de familia, se computa hasta ese siguiente día hábil, no así en otras jurisdicciones más formalistas como la Contencioso Administrativo, pues emplean criterios restrictivos a la hora de establecer el cómputo… (…) solicitamos su pronunciamiento, toda vez que realizar un criterio que homogenice las actuaciones judiciales en las diferentes instancias, fortalece los principios de derecho de defensa y seguridad jurídica.”

Advierte finalmente, don Enrique, que es entendido que de conformidad con el artículo 121 de la Constitución Política de la República de Costa Rica, le corresponde a la Asamblea Legislativa realizar la auténtica interpretación de la norma, no obstante, dicho trámite es muy lento y engorroso, por lo cual, dada la importancia que reviste el asunto, solicita el pronunciamiento de Corte Plena.

Quisiéramos pensar que esta circular que comentamos, No. 42-2011, es suficiente para establecer la obligación que tienen todas las autoridades judiciales del país de aplicar el art. 38 de la Ley de Notificaciones Judiciales, conforme a lo dispuesto por la Corte Plena.   Sin embargo, a la fecha no hemos obtenido una respuesta clara en cuanto a si las directrices de dicho órgano o bien las emitidas por el Consejo Superior del Poder Judicial, deben considerarse de aplicación absolutamente obligatoria y vinculante para la totalidad de autoridades judiciales del país.  Así por ejemplo, encontramos, que aunque existe una resolución del Consejo Superior que establece la innecesaria presentación de escritos originales en los tres días posteriores a aquél en que se hubieren remitido por fax, son varios juzgados los que siguen exigiendo tal presentación.

Por consiguiente, nos parece que en tanto no exista una interpretación auténtica por parte de la Asamblea Legislativa del numeral 38 de la Ley de Notificaciones Judiciales, conviene que los abogados confirmen en el despacho correspondiente la aplicación que dan a dicha norma, a fin de confirmar la observancia o inobservancia de lo establecido por la Corte Plena en su circular 42-2011.

Si desea conocer el texto de la Circular 42-2011 haga clic a continuación:

DESCARGAR CIRCULAR 42-2011

 

 

 

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn

Master Lex no hace necesariamente suyas, las opiniones o comentarios que se publican en este foro. Se ofrece el espacio como un servicio a nuestra comunidad de suscriptores.

3 Comentarios Deja un comentario

  1. Lic. Lenin Segura #

    Legítima INSEGURIDAD JURÍDICA, es una barbaridad que los particulaes y ni siquiera los operadores del derecho, sepamos a qué atenernos con las Circulares o Directrices del Poder Judicial. Son vinculantes o no?, la misma Corte debe resover esta cuestión, pues no comparto que debamos estar confirmando con cada despacho si aplican o no ciertas directrices o circulares.

  2. Rolando Brenes Vindas #

    Con el Reglamento para el uso de Fax como medio de notificación en los Despachos Judiciales se presentó el problema, en mi criterio, de que el término “día hábil” tiene significados diferentes según el acto procesal, y pese a ello, la Ley de notificaciones judiciales no aclaró el punto.
    El art. 3 del Reglamento (ya no vigente) disponía «Las resoluciones se tendrán por notificadas el día hábil siguiente a aquél en que se hizo la trasmisión» (de 1996), sin embargo, el artículo 13 de la Ley de notificaciones, citaciones y otras comunicaciones judiciales (de 1996) disponía que «Todos los días y horas serán hábiles para practicar las notificaciones previstas en esta ley.» Entonces, las trasmisiones podían hacerse a cualquier hora y día, ¿pero qué ocurría si el día siguiente era sábado, feriado o asueto?, se requirió así una aclaración adicional, cual dicta todos los días son hábiles para la trasmisión, mas los días para que las notificaciones hechas mediante esas trasmisiones se tengan por hechas deben ser días hábiles laborales. Entonces, existen los días hábiles para trasmitir (los 365 ó 366 días del año), y existen los días hábiles para que las notificaciones se tengan por hechas (los días laborables completos, art. 147 del Código procesal civil).
    Ver sentencia de la Sala Primera del Poder Judicial, No. 11-F-03 de las 10:40 horas del 17 de enero 2003, considerando II, in fine, comunicada por la Secretaría General de la Corte mediante circular No. 18-07 del 9 de febrero de 2007, publicada en el Boletín Judicial Nº 56 del 20 de marzo de 2007: «La idea del reglamento es que a la persona notificada por fax no le empiece a correr ningún plazo al día siguiente hábil de la transmisión. En ese sentido, las transmisiones realizadas los viernes, la notificación se tendría por practicada el lunes como día inmediato de atención al público y, por ende, el plazo corre a partir del martes».
    Con la actual Ley de notificaciones judiciales (de 2008), la norma 13 de la ley de 1996 quedó igual en el artículo 17: «Todos los días y las horas serán hábiles para practicar las notificaciones previstas en esta Ley.», y el art. 3 del Reglamento citado de 1996 quedó en el artículo 38 de la ley de 2008, manteniéndose la misma confusión que existía en la ley anterior.
    El caso en comentario, haciendo referencia a una trasmisión (o depósito) hecho un día jueves, teniéndose por notificada el día viernes, y empezando a correr el plazo para impugnar el lunes (siempre que el viernes y el lunes fuesen laborables), pareciera resuelve un problema diferente, cuyo trasfondo no se entrevé de la información facilitada, puesto que así se había entendido hasta ahora. El problema radicaba en lo indicado más arriba. De haber un inconveniente, sería otro, cual es que los plazos para impugnar empiezan a partir del día siguiente de practicada la notificación (art. 145 Cpc; además, así se ha resuelto al menos en dos votos de la Sala Constitucional), y los días que comprenden el plazo para impugnar siempre serán laborables completos.
    Diferente es el panorama acaecido con las autoridades penales, las cuales para “desaplicar” la ley de notificaciones de 1998 (quedó reformado el Código procesal penal, el cual no había entrado aún en vigencia) y no tener que notificar personalmente las sentencias según el art. 2, in fine, no admitieron en consecuencia sus otras disposiciones y tampoco el Reglamento, entonces, nunca admitieron el día adicional, toda notificación se tenía por hecha el día de la trasmisión.

  3. Gino Cappella M. #

    Toda esta confusión se produjo porque en el Reglamento del uso del fax como medio para recibir notificaciones, se contenía la bendita norma que decía que la notificación se tiene por hecha al día siguiente de la transmisión. En materia procesal penal no se aplicaba la norma reglamentaria, porque el cpp contiene otra, de rango legal, que dispone otra cosa: que la notificación se tiene por hecha con la sola transmisión. En la Ley RAC, la norma dispone que la notificación se tiene por hecha también el día de la transmisión. Entonces, para ser sincero, no existe razón que justifique ese día extra que concede la ley de notificaciones. Eso no hace más que causar incertidumbre, falta de claridad, etc., en una materia tan delicada como lo es la procesal. Desde el punto de vista práctico, lo aconsejable, evidentemente, es computar el plazo a partir del día siguiente a la transmisión y olvidarse de ese día extra que reconoce
    la norma de la Ley de Notificaciones vigente, que heredó del citado Reglamento el germen del desorden. Muy típico de este país, por lo demás.

Deja un comentario





*