POWERED BYmaster lex

¿Quiénes son representantes legales en la Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas?

A quince días de la entrada en vigencia de la Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas son muchas las interrogantes que permanecen sin resolver.   Verdaderamente se esperaba que ya para este momento, el Registro Nacional o el Ministerio de Hacienda hubieran publicado directrices o circulares que facilitaran la comprensión de la norma.

Uno de los temas que más preocupa es el concerniente a la responsabilidad solidaria de los representantes legales en caso de no pago del impuesto por parte de los dueños de la sociedad.

Sobre el particular, el último párrafo del artículo 4 de la indicada Ley 9024  establece:

Artículo 4.- Formularios y plazo para el pago

(…)  Los representantes legales de las sociedades mercantiles, empresas individuales de responsabilidad limitada y sucursales de una sociedad extranjera o su representante, serán solidariamente responsables con ésta por el no pago del impuesto establecido en la presente ley.

Vemos como se utiliza en este párrafo el término:   “representantes legales” pero la sin aclararse su concepto.   De allí que surja la duda sobre el alcance del mismo.

¿Serán representantes legales únicamente los directores a quienes se les hubieren dado facultades expresas de representación en los estatutos de constitución? o ¿Tendrían también esa condición, bajo un concepto más amplio, todos aquéllos con algún tipo de poder?

En el debate que se ha abierto sobre este tema, algunos equiparan prácticamente  como sinónimos los términos representante legal y apoderado, entendiendo que es representante legal todo aquel que en cualquier forma represente a la sociedad.  En este sentido, aún los abogados en su calidad de apoderados especiales judiciales serían igualmente considerados, para los efectos  de la Ley, como representantes legales.

Por el contrario, quienes defienden una tesis más «restrictiva» de esa figura legal invocan varios artículos del Código de Comercio para establecer que los términos «representante» y «apoderado» no son lo mismo. Para ellos, únicamente tienen ese carácter, aquéllas personas a las que la propia Ley les asigna esa condición.  Como por ejemplo el presidente en las sociedades anónimas (Ver art. 182 del C. de C).  También serían representantes legales aquéllos que los estatutos de constitución de la sociedad expresamente establezcan como tal, por ejemplo cuando en la cláusula «DE LA REPRESENTACIÓN» se les otorga esa condición a todos los miembros de la Junta Directiva o solamente a algunos de ellos.

Algunos ejemplos de esas normas en las que efectivamente pareciera producirse esa distinción entre «representantes legales» y «apoderados» son los siguientes:

Inciso 12 del artículo 18 del Código de Comercio:  Establece como necesaria la indicación de los administradores que «… hayan de tener la representación de la sociedad con su aceptación si fuere del caso.» 

Igualmente el artículo 82 dispone que: «La representación judicial y extrajudicial de la sociedad corresponderá al presidente del consejo de administración, así como a los consejeros que se determinen en la escritura social, quienes tendrán las facultades que allí se les asignen.»

En el artículo 187 encontramos que efectivamente se mencionan como conceptos distintos a «los representantes» y a los apoderados : «El consejo de administración, o quienes ejerzan la representación social, podrán, dentro de sus respectivas facultades, nombrar funcionarios, tales como gerentes, apoderados, agentes o representantes, con las denominaciones que se estimen adecuadas, para atender los negocios de la sociedad o aspectos especiales de éstos y que podrán ser o no accionistas. Los funcionarios mencionados en el párrafo anterior tendrán las atribuciones que les fijen la escritura social, los estatutos, los reglamentos, o el respectivo acuerdo de nombramiento.»

Finalmente, en el artículo 235 del mismo Código de Comercio se distingue el otorgamiento de poderes generales y generalísimos de las escrituras de nombramiento de representantes legales.

Artículo 235.-

En el Registro Mercantil se inscribirán:

c) Los poderes generales y generalísimos que otorguen los comerciantes, así como la revocación, sustitución, modificación o prórroga de los mismos;

d) Las escrituras en que conste el nombramiento, modificación o revocación de los poderes conferidos a los gerentes, administradores y representantes legales de sociedades comerciales, nacionales y extranjeras;

Será necesario esperar la entrada en vigencia de la Ley para confirmar en definitiva la interpretación que las autoridades encargadas de aplicarla darán al concepto de representantes legales.    Dependiendo de ello, será la mayor o menor cantidad de «representantes» presentando cartas de renuncia en los domicilios sociales de las empresas e inscribiendo su protocolización en el Registro Mercantil.  Cuentan para ello con el plazo de un año.

En cuanto al texto de la carta de renuncia y su protocolización nos permitimos ofrecer una propuesta para los estimados suscriptores que nos lo han estado solicitando.  Esperamos validar también con la  publicación del reglamento por parte del Registro de personas Jurídicas, la corrección de estos formularios.

DESCARGAR CARTA DE RENUNCIA DEL REPRESENTANTE LEGAL

DESCARGAR FORMULARIO DE PROTOCOLIZACION CARTA DE RENUNCIA POR REPRESENTANTE LEGAL DE SOCIEDAD MERCANTIL

En cuanto a los timbres a pagar por este acto, se ha señalado que probablemente sean los mismos que actualmente se pagan por revocatorias de poder, los cuales en total ascienden a ¢34,855.20

Los honorarios también se considera que serían los correspondientes los establecidos en el inciso e) del artículo 95 del Arancel de Honorarios vigente, que copiamos a continuación para su mejor conocimiento:

Artículo 95.- Personas Jurídicas.  (…) e) Otras modificaciones de estatutos, nombramiento de funcionarios, renovación, renuncia o sustitución de funcionarios, devengará un mínimo de setenta y cinco mil colones.

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

10 de 16 Comentarios

  1. olger alejandro brenes brenes • 16 marzo, 2012

    tengo duda no sobre este tema, sino como es que se califica como microempresa, y cuando es activa o inactiva.

    Responder
  2. fernan pacheco • 16 marzo, 2012

    Considero que en sentido estricto los términos «representante legal» y «apoderado generalísimo» no son sinóminos, debiendo dársele una aplicación restrictiva al término en especial si de ello depende el que se genere o no una responsabilidad solidaria en el pago de un impuesto. La Sala Primera ha desarrollado bastante el tema de la representación llegando a afirmar que el presidente es el cuarto órgano de la sociedad: el la representación. Frente a terceros el presidente siempre la va a representar aun cuando sus poderes sean limitados. Este tema lo desarrollo bien la Licda. Ana Lucia Espinoza Blanco, y al respecto indica: » Si bien en la Resolución No. 1086-F-2004 adujo que un Presidente con facultades de apoderado general no podía representar a la sociedad en un proceso judicial, posteriormente la revocó mediante la Resolución No. 489-F-2005, criterio que ha sido reiterado en las Resoluciones Nos. 656-F-2005 y 108-F-2007. …por ley, el Presidente es el órgano de representación de la Sociedad Anónima y que sus facultades no pueden ser limitadas, aclarando que tal situación es frente a terceros, de modo que la Asamblea de Socios sí puede limitar las facultades al Presidente y este pacto es válido y eficaz al interno de la sociedad, la cual podrá exigir la responsabilidad civil correspondiente al Presidente que actúe contra las limitaciones que le fueron impuestas. «http://www.derechocomercial-cr.com/ii_sociedades/sociedad_an%C3%B3nima

    Responder
  3. Viviana Jiménez • 16 marzo, 2012

    La renuncia del representante legal se puede hacer antes de la entrada en vigencia de la ley?. Si la renuncia del representante se realiza una vez que la ley entro en vigencia, se debe pagar el impuesto correspondiente ?

    Responder
    • admin • 16 marzo, 2012

      A doña Viviana, la renuncia del representante legal solamente podrá tramitarse en el Registro a partir del próximo 1 de abril y contará con el plazo de un año, es decir, hasta el 1 de abril del 2013 para presentar tal renuncia. De otro modo y en caso de que los dueños de la sociedad no realicen el pago del impuesto, el representante respondería en forma solidaria.

      Responder
  4. Vilma Camacho • 16 marzo, 2012

    En lo referente a la responsabilidad de los representantes, en mi criterio lo son aquellos a quienes por ley o por estatuto de constitución se les otorgue la representación PARA TODOS LOS ACTOS, por tanto, quienes ostenten por ejemplo un poder general judicial con el cual se les otorgan facultades limitadas, pues por ejemplo, no pueden disponer de los bienes de la sociedad, no serían representantes en el sentido jurídico necesario que los pueda hacer responsables solidarios de conformidad con la ley 9024.
    En lo de los machotes que se nos ofrecen, creo que si la protocolización es un acto unilateral del notario, el mismo solo debe ser firmado por él, pero si se incluye dentro de la protocolización a un compareciente que MANIFIESTA algo, es lógico que también deba firmar pero, resulta un poco raro el modelo. Creo que esto se puede subsanar agregando al final de la carta de renuncia una razón de entrega donde se consignen 3 casillas que podrían indicar lo siguiente: a) No se pudo entregar pues el lugar inscrito como domicilio no corresponde a la Sociedad. b) Se negaron a recibir el documento. c) La renuncia fue recibida (consignar el nombre, firma y cédula de quien recibe). De esta manera el notario protocoliza la carta de renuncia completa, con la razón de recibido o la imposibilidad de hacer entrega de la misma por alguna de las razones indicadas, haciendo así una verdadera protocolización de documento. Gracias por la oportunidad que se nos ofrece de opinar en este importante foro.

    Responder
  5. Dahiana Fernandez Marin • 16 marzo, 2012

    Como se van a disolver las sociedades que no tiene libros legales, ovbio son inactivas pero como se disuelven? En principio a la ley me indicaron en Tributacion que se debian legalizar primero y luego disolver la sociedad!!!!! Ilogico no !!!!!!

    Responder
    • admin • 16 marzo, 2012

      Efectivamente el entendimiento que tenemos es que resulta indispensable la existencia de libros legales a fin de que los accionistas tomen el acuerdo de disolución y pueda ser protocolizado por un Notario. De manera que sí resulta necesaria la legalización de libros para la disolución de sociedades.

      Responder
  6. Katty • 16 marzo, 2012

    Hola…Muchas gracias por esta información y definitivamente esperamos que se aclaren algunas dudas que todavía quedad. Respecto al monto de los timbres a pagar por la protocolización de la renuncia, me gustaría saber cuanto es en realidad, porque en el seminario de Impuesto a personas mercantiles, que impartió recientemente el Licdo. Herman Mora, él dijo en su exposición, que el monto por timbres de esa protocolización era de ¢2.000, sólo por Derechos de Registro. Gracias por la colaboración que ustedes nos brindan.

    Responder
    • admin • 16 marzo, 2012

      A Katty vamos a tratar de confirmar con el Dr. Mora este tema de los timbres a pagar por la protocolización. Efectivamente podría ser que tratándose de un acto no previsto hasta ahora, el Registro acuerde cobrar la suma mínima por presentación de documentos al REgistro. A Marjorie, efectivamente podría decidir traspasar los bienes a una sola de las compañías pero si mantiene «vivas» esas que quedaron sin nada, igual tendrá que pagar el impuesto. Lo mejor por ello es proceder a fusionarlas en una sola, de manera que solamente la sociedad prevaleciente pagará el impuesto.

      Responder
  7. Marjorie Quesada • 16 marzo, 2012

    Gracias, muy interesante el aporte. Me queda una duda sobre esta nueva Ley si tengo 3 sociedades con bienes puedo decidir el traspaso solo a una de ellas sin pagar los imp o las debo fucionar?.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*