POWERED BYmaster lex

¿Requieren los conductores de vehículos de doble tracción, licencia de conducir tipo B-2?

Varios estimados suscriptores nos han consultado sobre el fundamento legal en el que algunos policías de tránsito se estarían basando para imponer elevadas multas a aquellos conductores de vehículos de doble tracción que no porten licencia de conducir tipo B-2.

Aparentemente en los últimos días, algunas personas se han visto afectadas con multas de hasta ¢286,095.00 por cuanto no portaban la Licencia tipo B-2 para conducir vehículos estilo Pathfinder, Montero, Galloper.   Sabemos incluso que en un caso, el conductor del vehículo debió esperar a que un conocido, con Licencia tipo B-2, se presentara al lugar para retirar su vehículo, toda vez que el policía de tránsito le impidió hacerlo al no contar con la licencia indicada.

Efectivamente encontramos que el artículo 69 de la Ley de Tránsito vigente, establece que la Licencia Tipo B-1 autoriza a conducir vehículos livianos de un cuarto a una y media tonelada, y la Licencia tipo B-2,  vehículos de todo peso hasta de cinco (5) toneladas.

Textualmente,   pareciera claro entonces que el parámetro para definir el tipo de Licencia a utilizar es el peso del vehículo y no el de la carga que éste pueda portar, y en ese sentido, estarían actuando amparados a Derecho, los oficiales que exigen a los conductores de vehículos de doble tracción y microbuses, cuyo peso normalmente es superior a los 1,500 kgm, la licencia B-2.

Ahora bien, si revisamos lo dispuesto en el artículo 6 del Reglamento sobre los tipos de vehículos a utilizar en la realización de exámenes prácticos para la obtención de licencias para conducir, Decreto Ejecutivo No. 22851-MOPT, encontramos que se utiliza  el término “carga útil” en lugar del concepto de “peso” incluido en el artículo 69 de la Ley de Tránsito.

Así reza, en lo que interesa, el artículo 6 del Decreto 22851-MOPT, sobre el tipo de vehículo a utilizar para la prueba práctica de manejo:

“a) Licencia Tipo B-1; vehículo con placa particular o de carga liviana (CL), cuya carga útil se encuentre comprendida entre 0 kg y 1.500 kg .
 B) Licencia tipo B-2: vehículo cuya carga útil oscile entre 1 501 kg y 5 000 kg conforme lo especificado en la tarjeta de pesos y dimensiones.”

En consulta al Ministerio de Obras Públicas y Transportes se nos indicó que si bien la redacción del artículo 69 de la Ley de Tránsito, en cuanto al parámetro que utiliza (“peso”) para la definición de la licencia que debe portar cada conductor,  es la misma desde el año 1993 cuando se promulgó la versión original de la norma, efectivamente se ha procurado, en todo este tiempo, aclarar vía Reglamento, que en realidad el parámetro para definir la licencia lo es la carga que en determinado momento pueda acarrear un vehículo y no su peso bruto.      Esa es la razón de que en el Decreto 22851-MOPT se utilice el concepto “carga útil” y no el de “peso”.

Incluso nos señalaron que estas aclaraciones debieron producirse en algún momento en que el Instituto Costarricense de Seguros, denegó la cobertura de una póliza al conductor de un Pathfinder por no portar la Licencia B-2 al momento del accidente.

Lamentablemente la situación no logra aclararse del todo, desde el punto de vista de su fundamentación legal, y – como bien lo señaló uno de los estimados suscriptores que nos escribió esta mañana- el problema es que la norma de mayor rango, y que sería la que en última instancia, tendrían que aplicar los jueces en un proceso de impugnación de una multa por un caso de éstos, es la Ley de Tránsito vigente, la cual , como vimos, es clara al establecer como parámetro para el tipo de licencia a utilizar, el peso del vehículo y no su carga.

También muy lamentable que en las múltiples reformas que se han implementado a la Ley de Tránsito en los últimos meses y las que están todavía pendientes de aprobarse en la Asamblea Legislativa, no se incluyera la revisión del artículo 69.  Tan fácil como reemplazar el término “peso” por el de “carga útil”.

En fin, sometemos el tema al comentario y opinión de todos los estimados suscriptores que deseen participar de nuestro blog.  Quizás entre todos logremos una tesis fundamentada que nos pueda servir en caso de ser detenidos por un oficial de tránsito o en caso de que resulte perjudicado alguno de nuestros clientes con la imposición de elevadas multa por no portar licencias tipo B-2 en la conducción de vehículos de doble tracción o microbuses.

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

7 de 72 Comentarios

  1. Efrain Lopez Salazar • 08 junio, 2010

    Saben que es lo más triste… saber que esto debe estar pasando con otras leyes.

    Dios nos agarre confesados!

    Responder
  2. roy • 08 junio, 2010

    Si me parece que la Ley se quedo en el tiempo y debe ser reformada, en base a que informe se establece que conducir un sedan tipo toyota Corolla es mas o menos dificil que un vehiculo tipo Montero Sport ?, me parece que no tiene logica, en mi caso saque la licencia en un vehiculo de mas de 1.5 toneladas y obtuve la B1, desde entonces los que he conducido son todoterreno. Ahora que pasa con los errores, por ejemplo mi anterior vehiculo pesaba segun el fabricante 1680 kilos, pero en el registro decia por error que pesaba 1240, entonces quiere decir que aunque era de mas de 1.5 toneladas ese error me veneficiaba?.

    Lo cierto del caso es que dicha dispocision no se ajusta a la realidad, como aplicarmela a mi que conduzco un todoterreno que aparece registralmente como de categoria «automovil», y cual seria el caos nacional si se aplica la norma conforme la interpretacion del articulo 69, toda vez que la gran mayoria de conductores que tenemos un vehiculo de mas de 1.5 toneladas solo tenemos la licencia B1.

    Valdria la pena analizar a su vez si respecto a la licencia B1 y B2 existirian vicios de incosntitucionalidad, pues parece que no existe diferencias tecnicas entre un sedan tipo Corolla y un Montero o un Xterra, entonces pareciera que si una persona que recien saca su licencia puedo adquirir un vehiculo todoterreno, se veria limitado por una dispocision (la de tener la B1 antes) sin mayor respaldologico ni tecnico, ya si hablamos de una buseta o un camion pequeño si hablamos de otros terminos.

    Responder
  3. Lidia Gomez • 08 junio, 2010

    Es importante definir la situación, porque estamos siendo afectados, ha pasado que se va hacer la prueba con un 4×4 (Suzuki, geo tracker, etc) y la licencia otorgada es la B-1. Es necesario que quede bien claro, porque esto tambien genera gastos para los conductores a la hora de hacer los tramites, ya que si la situación es así, lo conveniente sería hacer los gastos de una sola vez y que le otorguen la licencia B-2. Esto es lo rpeocupante en este país que los que aprueban las leyes no tienen una buena interpretación de las mismas y salimos afectados los usuarios.

    Responder
  4. Dennis • 08 junio, 2010

    Quiero agregar lo siguiente: Según esta ley, yo puedo iren este momentos con un vehículo Station Subaru 4X4 o un jeej Susuki pequeñio 4X4 y retiro mi licencia B2, para manejar camión!!!! Estan locos.
    Es lo mismo que las sillas de bebes, gente que vendió su carrito, para comprar una Microb us, par po ner 3 o mas sillas para su bebe, peo e cambio se monta en un bus o un taxi y ya no hay ley, no hay que usar esa silla de prtección. Cada día estammos peor. Recomiendo que nos atiquisemos, hagamos la ley a nuestro pueblo y necesidades yu no copios otros países que si pueden darse ese lujo.

    Responder
  5. Juan C Esquivel • 08 junio, 2010

    El asunto no es solo de 4X4, se trata de un asunto de peso, mal establecido en la ley y además mal *esclarecido* en el decreto. Si es un asunto de peso, un Mercedes Benz, un BMW serie 5 que son vehículos familiares, requerirían la B2. Igualmente un Suzuki 4X4 difícilmente llega a los 1,500 por lo que requiere la B1 y sin embargo es doble tracción. Si lo analizamos como * la carga útil* ¿como determinaría el oficial el peso al momento de la detención? Llevará una balanza para saber si se pasa? ¿Pesará a los pasajeros? ¿Que sucede con los automóviles con 3 filas de asientos? Es sencillamente ridículo y el Director de Tránsito es el llamado a llevar a cabo la interpretación de acatamiento obligatorio para sus sub alternos.

    Responder
  6. Kattia Ramos González • 08 junio, 2010

    Con todo respeto, el mismo sistema jurídico costarricense No nos otorga los mecanismos para que los administrados podamos cumplir con estas INCONSISTENCIAS LEGALES. El COSEVI para el otorgamiento de la licencia B2 exige requerimientos diferentes a los que establece la Ley de Tránsito, así las cosas es claro que estamos ante una circunstancia que violenta los derechos fundamentales de los costarricenses, toda vez que las inconsistencias jurìdicas van en detrimento de los derechos del ciudadano y las garantìas. Existe sin duda una lesiòn constitucional a los derechos fundamentales, los cuales debemos hacer valer por medio de la Sala constitucional, sea la presetnaciòn de un recurso de Amparo contra toda esta situaciòn lesiva, vendría a detener un poco la confección de boletas que tan desatinadamente levantan los señores inspectores de tránsito, y lo que es peor avaladas por el Cosevi, institución que no se detiene a meditar sobre las contradicciones existentes.

    Responder
  7. Alejandro Solano • 08 junio, 2010

    En 1997 se trató este tema y hubo un tiempo en que se realizaron pruebas en los vehículos 4X4 para obtener la licencia B2.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*