POWERED BYmaster lex

¿Requieren los conductores de vehículos de doble tracción, licencia de conducir tipo B-2?

Varios estimados suscriptores nos han consultado sobre el fundamento legal en el que algunos policías de tránsito se estarían basando para imponer elevadas multas a aquellos conductores de vehículos de doble tracción que no porten licencia de conducir tipo B-2.

Aparentemente en los últimos días, algunas personas se han visto afectadas con multas de hasta ¢286,095.00 por cuanto no portaban la Licencia tipo B-2 para conducir vehículos estilo Pathfinder, Montero, Galloper.   Sabemos incluso que en un caso, el conductor del vehículo debió esperar a que un conocido, con Licencia tipo B-2, se presentara al lugar para retirar su vehículo, toda vez que el policía de tránsito le impidió hacerlo al no contar con la licencia indicada.

Efectivamente encontramos que el artículo 69 de la Ley de Tránsito vigente, establece que la Licencia Tipo B-1 autoriza a conducir vehículos livianos de un cuarto a una y media tonelada, y la Licencia tipo B-2,  vehículos de todo peso hasta de cinco (5) toneladas.

Textualmente,   pareciera claro entonces que el parámetro para definir el tipo de Licencia a utilizar es el peso del vehículo y no el de la carga que éste pueda portar, y en ese sentido, estarían actuando amparados a Derecho, los oficiales que exigen a los conductores de vehículos de doble tracción y microbuses, cuyo peso normalmente es superior a los 1,500 kgm, la licencia B-2.

Ahora bien, si revisamos lo dispuesto en el artículo 6 del Reglamento sobre los tipos de vehículos a utilizar en la realización de exámenes prácticos para la obtención de licencias para conducir, Decreto Ejecutivo No. 22851-MOPT, encontramos que se utiliza  el término “carga útil” en lugar del concepto de “peso” incluido en el artículo 69 de la Ley de Tránsito.

Así reza, en lo que interesa, el artículo 6 del Decreto 22851-MOPT, sobre el tipo de vehículo a utilizar para la prueba práctica de manejo:

“a) Licencia Tipo B-1; vehículo con placa particular o de carga liviana (CL), cuya carga útil se encuentre comprendida entre 0 kg y 1.500 kg .
 B) Licencia tipo B-2: vehículo cuya carga útil oscile entre 1 501 kg y 5 000 kg conforme lo especificado en la tarjeta de pesos y dimensiones.”

En consulta al Ministerio de Obras Públicas y Transportes se nos indicó que si bien la redacción del artículo 69 de la Ley de Tránsito, en cuanto al parámetro que utiliza (“peso”) para la definición de la licencia que debe portar cada conductor,  es la misma desde el año 1993 cuando se promulgó la versión original de la norma, efectivamente se ha procurado, en todo este tiempo, aclarar vía Reglamento, que en realidad el parámetro para definir la licencia lo es la carga que en determinado momento pueda acarrear un vehículo y no su peso bruto.      Esa es la razón de que en el Decreto 22851-MOPT se utilice el concepto “carga útil” y no el de “peso”.

Incluso nos señalaron que estas aclaraciones debieron producirse en algún momento en que el Instituto Costarricense de Seguros, denegó la cobertura de una póliza al conductor de un Pathfinder por no portar la Licencia B-2 al momento del accidente.

Lamentablemente la situación no logra aclararse del todo, desde el punto de vista de su fundamentación legal, y – como bien lo señaló uno de los estimados suscriptores que nos escribió esta mañana- el problema es que la norma de mayor rango, y que sería la que en última instancia, tendrían que aplicar los jueces en un proceso de impugnación de una multa por un caso de éstos, es la Ley de Tránsito vigente, la cual , como vimos, es clara al establecer como parámetro para el tipo de licencia a utilizar, el peso del vehículo y no su carga.

También muy lamentable que en las múltiples reformas que se han implementado a la Ley de Tránsito en los últimos meses y las que están todavía pendientes de aprobarse en la Asamblea Legislativa, no se incluyera la revisión del artículo 69.  Tan fácil como reemplazar el término “peso” por el de “carga útil”.

En fin, sometemos el tema al comentario y opinión de todos los estimados suscriptores que deseen participar de nuestro blog.  Quizás entre todos logremos una tesis fundamentada que nos pueda servir en caso de ser detenidos por un oficial de tránsito o en caso de que resulte perjudicado alguno de nuestros clientes con la imposición de elevadas multa por no portar licencias tipo B-2 en la conducción de vehículos de doble tracción o microbuses.

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

7 de 72 Comentarios

  1. Mario Solorzano Sandoval • 08 junio, 2010

    Analizando las opciones para combatir la validez y eficacia de esa disposición de la Ley de Tránsito, podría considerarse una Acción de Inconstitucionalidad por parte de alguno de los afectados a quienes se les haya sancionado, y que hayan apelado el parte, a fin de contar con el caso previo dentro del cual se alegaría la inconstitucionalidad de la norma legal aplicada. De esa manera, podría argumentarse ante la Sala Constitucional que, siendo la Ley de Tránsito una ley de orden público, cuyo fundamento nace del artículo 28 Constitucional, no existen criterios de razonabilidad y proporcionalidad que justifiquen la exigencia de la licencia tipo B-2 para realizar la actividad consistente en la conducción de un vehículo de más de 1.500 kgrs; siendo precisamente el reglamento una prueba de la inoperancia de la norma legal cuya inconstitucionalidad se invoca. Saludos, Mario Solórzano

    Responder
  2. Lic. Kendall David Ruiz Jimenez • 08 junio, 2010

    Señores me parecen demasiado importantes sus argumentos, pero si bien es cierto como lo dice el colega supra mi licencia la tramite en vehículo CL y obtuve licencia de tipo B1, y hoy por hoy manejo un 4×4 en mi caso sería que verifiquen el sistema del vehiculo con que se aprobo la prueba y me otorguen dicha licencia, ahora bien la normativa no es clara o precisa y es necesario un pronunciamiento inmediato por parte de las autoridades gubernamentales, sin que causen perjuicio a los particulares.

    Responder
  3. Jonathan • 08 junio, 2010

    El carro acá de la oficina es un Corolla Altezza, peso según Registro 1625 kgr. Es un carro de uso oficial, ahora entonces nadie de la oficina lo puede usar por eso??
    Que pasa con el montón de carros oficiales en las mismas circunstancias?

    Tengo 16 años de manejar, un sólo parte en mi expediente y ahora por que me pude comprar un Isuzu Rodeo, resulta que ocupo una licencia B2.

    Se le para el pelo a uno de ver lo mediocre del estado costarricense…

    Responder
  4. Marvin Sandí Muñoz • 08 junio, 2010

    Es urgente que las autoridades establezcan las pautas, pues no puede prevalecer esta incertidumbre. Se está maltratando a los conductores que lo hacen correctamente por dudas que los funcionarios encargados de aplicar la ley tienen. Tómese en cuenta que si con un vehículo, tipo todo terreno, carga liviana o vehículos livianos que por sus dimensiones el peso bruto sobrepasa los 1500 kgrs se presenta a hacer prueba para obtener la lic B-2 no se le otorga. Concretamente señalo dos aspectos que se deben subsanar; 1.- Si en los decretos MOPT-22851 del año 1994 y el MOPT-25860 del año 1997 para interpretación de la ley se ordena sustituir el término «Peso Bruto» por el de «Carga Útil», porqué hoy día no se tiene claridad en ese aspecto? 2.- Cómo interpretar la ley cuando según el peso y dimensión, los vehículos livianos y de carga liviana no están obligados al «Pesaje» y por tanto no se le otorga la tarjeta de «pesos y Dimensiones»?, de dónde se obtiene la «Carga Útil»?, si la tarjeta de circulación contempla únicamente el «Peso «Bruto», y es de ahí donde se genera toda esta problemática. Cómo es posible que se obligüe a los conductores a tener la licencia B2, cuando existe la imposibilidad material de efectuar la prueba de licencia con el mismo vehìculo?

    Responder
  5. Maureen Monge • 08 junio, 2010

    Es lamentable como se manejan las cosas en este país. Tal parece que lejos de estar avanzando, vamos como el cangrejo, caminando para atrás.
    yo manejo un mitsubishi montero viejo, lo tengo desde el año 90, según esta ley yo podría ir hoy mismo y pedir que me den mi licencia B2 porque yo sé manejar un vehículo pesado y mañana salir a la calle con un camión enorme con piñas de llantas????? están locos!!!!!
    Ojalá y a mi me paren y me pidan esa licencia!!!! ahí sí me van a oir!!!

    Responder
  6. Hugo • 08 junio, 2010

    Hasta en este blog se da la mala interpretacion, la ley habla de peso y muchos ahora solo hablan de 4×4 aunque no alcance los 1500kg. Tengamos paz, no tiremos comentarios a lo loco sin analizar. Si se requiere un tipo especial de vehiculo minimo para la licencia B2, pues a partir de ese tipo de vehiculo se utiliza para hacer la prueba, y si la ley dice que un vehiculo de 1500kg necesita licencia B2 nadie nos puede negar nuestro derecho a utilizar un vehiculo con un peso similar para hacer la prueba, sino para que esta la Sala IV.

    Responder
  7. Ligia Quirós • 08 junio, 2010

    BUENOS DIAS:

    ESTIMADOS SEÑORES

    MUY INTERESANTE LAS OBSERVACIONES REALIZADAS EN EL TERMINO DE NO POSEER LICENCIA B-2 CUANDO SE CONDUCE UN VEHICULO DE DOBLE TRACCION, Y LA APLICACIÓN DE LA LEY SEGÚN LOS OFICIALES DE TRANSITO. CONTRADICTORIO A LA VEZ YA QUE PARA LA CONDUCCION DE MICROBUSES EL MOPT EXIGE LA LICENCIA C-2, Y EL DPTO. DE LICENCIAS DE ESTE ENTE LA OTORGA CON RETRICCIONES TECNICAS DONDE PERMITE EL MANEJO DEL VEHICULO (BUSES Y MICHOBUSES) DE ACUERDO A SUS CAPACIDADES Y LAS RESPECTIVAS PRUEBAS QUE AVALAN DICHO DOCUMENTO.

    QUEDA MUCHA INCERTIDUMBRE EN EL SENTIDO QUE SI AL SOLICITAR LA LICENCIA B-2 SE EXIGE EN LA PRUEBA DE MANEJO LA CONDUCCION DE UN VEHICULO DE DOBLE PIÑA CON UNA CAPACIDAD SUPERIOR A LA EXIGIDA PARA LA PRUEBA DE LA LICENCIA B-1 QUE SON VEHICULOS LIVIANOS Y AUTOMOVILES.

    ATTE.

    LIGIA QUIROS R

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*