POWERED BYmaster lex

Agotado timbre de Registro Nacional

Quienes han estado tratando de comprar timbres de Registro Nacional, de ¢100 o ¢300 colones, habrán constatado que se encuentran agotados casi en todo el país.

En el Departamento Financiero del Registro Nacional nos informan que efectivamente se encuentra en proceso, la contratación de una empresa que pueda suplir la confección de los timbres faltantes pero todavía podría tomar semanas el que vuelvan a estar disponibles en los puestos de venta.

Ante la carencia de timbres de las denominaciones dichas, muchos colegas han optado por utilizar timbres de ¢500 y otros acuden al Banco de Costa Rica por enteros de ¢300, los cuales pegan en sus certificaciones como si se tratara de una especie más.

En consulta a varios colegas conocedores del tema nos señalan que de conformidad con el numeral 272 del Código Fiscal, cuando se agotan algunas denominaciones del timbre, el interesado debe utilizar la cantidad inferior más cercana.  Interpretan los colegas, que como en este caso, no existen timbres de Registro con denominaciones inferiores, se debe entender la autorización para prescindir de su pago, haciendo constar en la propia certificación la circunstancia de que el mismo se encuentra agotado.

Otros fundamentan esta autorización para prescindir del timbre inexistente en lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley de Expendio de Timbres, No. 5790, que en lo que interesa dispone:

“Si el banco respectivo no fuere provisto de suficiente cantidad de timbres de toda cuantía, las gestiones, actos o contratos sujetos al pago de tales impuestos, estarán exentos de éstos si el documento contuviere constancia de ese banco de carecer de timbres del valor superior correspondiente, señalado en éste o del valor que indique el mismo si correspondiere a las clases aquí indicadas, aunque se tuvieren en existencia otras clases de timbres, siempre que el funcionario encargado de recibir o inscribir el documento verifique la exactitud de la tasación que señalare el mismo. La constancia del banco podrá ser puesta mediante sello con la firma o iniciales o facsímil del cajero respectivo.”

Vemos sin embargo que se señala la obligación de obtener una constancia del Banco, para cada documento, lo cual obviamente sería muy difícil de cumplir.   Además, podría argumentarse que esta ley no aplica en este caso pues los así llamados Derechos de Registro no son un timbre (impuesto) sino más bien una tasa (por el pago por un servicio).

Estamos elevando la consulta a conocimiento de la Dirección del Registro Nacional o bien de su Junta Administrativa, para que nos indiquen si se ha tomado algún acuerdo o directriz especifico sobre este tema y que instruya a los notarios e interesados sobre cuál es la forma correcta de proceder ante la inexistencias de timbres de Registro Nacional.  Los mantendremos informados sobre la respuesta que se nos brinde.

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

7 de 13 Comentarios

  1. dinorah mora molina • 17 junio, 2010

    creo que mientras no suplan este faltante en timbres, que sea el Registro Nacional el que pierda y no el usuario.Pero claro al poner timbres de Registro de 500 colones cuanto más de una manera despistada le sacan al usuario siendo éste al final el que paga los platos rotos, ya el registro no sabe que hacer con tanta plata que se aguanten un rato sin ese ingreso así bajan un poco sus reservas de dinero.

    Responder
  2. Walter Rodrigo Mora Morales • 17 junio, 2010

    Esto de los timbres no solo sucede en el Registro Publico de la Propiedad, sino tambien en el Registro Civil ya que los timbres fiscales a pagar por una constancia son de acuerdo a la ley de 13 colones, pero cuando uno va a pagar le ofrecen un timbre de 10 y 5 colones. Talvez para una persona pagar 2 colones no es nada pero pensemos cuanto dinero recoge el Registro Civil por cada constancia. No se porque no tienen timbres de 3 colones.

    Responder
  3. Ulises Alfaro Portuguez • 17 junio, 2010

    Nadie está obligado a lo imposible. Si el Registro Nacional que es el interesado, no hizo la previsión que corresponde para disponer de esos timbres, nosotros no tenemos por qué asumir el «costo» de ese descuido. Pongamos la razón en las Certificaciones.

    Responder
  4. Vilma Camacho • 17 junio, 2010

    Lo referente a inscripción de documentos podría solventarse muy bien con la propuesta del licenciado Ronald Odio, pero qué debe hacerse con las certificaciones notariales que requieren incluir el timbre del Registro?

    Responder
  5. Gerardo J. Echeverría • 17 junio, 2010

    Yo también soy mal pensado. Para mi que los señores del Registro nos están ilegalmente obligando a pagar mas.
    La idea del Colega Ronald Odio me parece genial.
    …y lo que hace la Oficina de Registro en Alajuela no huele nada bien

    Responder
  6. Mario A. Rivera Campos • 17 junio, 2010

    Existe ya un proceso de queja ante la Defensoria de los Habitantes, por una situación similar de timbre fiscal, no es legal que se oblique a personas de escasos recursos, no hablo de notarios (as), a pagar de más si por culpa del emisor del timbre no tiene, un detalle curioso es que en la Oficina del Registro de Alajuela, el interesado no puede comprar el entero bancario equivalente a los timbres, no se lo venden, porque a la par esta la ventana de timbres, habrán visto ustedes que atropello.

    Responder
  7. Ronald Odio Rohrmoser • 17 junio, 2010

    Mientras tanto el Registro Público podría convenir con el Banco de Costa Rica, comprándole cierta cantidad de enteros de 300 colones de timbre de Registro Público, y ofrecerlos a la venta al público en las ventas de timbres internas del Registro Público…como una solución temporal…

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*