POWERED BYmaster lex

Cancelación hipotecaria sin comparecencia del acreedor titular registral

Nuestro estimado colega,  Lic. Jaime Weisleder, nos ha remitido un interesante estudio sobre la posibilidad de que, bajo ciertas condiciones, puedan inscribirse en el Registro, cancelaciones de gravámenes hipotecarios y eventualmente, prendarios, sin la comparecencia en escritura pública del acreedor registral.

Según explica don Jaime motivó su análisis “…la complicación y  exigencia de requisitos, muchos de ellos absurdos y que interfieren directamente en el diario ejercicio del notariado y consecuentemente en el tráfico inmobiliario.   Sin la comparecencia del acreedor, se agilizarían enormemente y hasta se eliminarían del todo, problemas que tienen los notarios cada vez que van a realizar cancelaciones en una institución (cita previa, visto bueno, uso del machote de la institución, no ver quien firma la escritura, depositar el protocolo, etc).”

Es claro que tiene la última palabra en este asunto, el Registro, aunque la aprobación por parte del Consejo Superior Notarial le serviría sin duda al Registro como un aval fundamental.  Según nos indica don Jaime, varios miembros de este Consejo y del Registro ya han revisado la propuesta, encontrándola favorable.

Muy importantes también las opiniones que los estimados suscriptores notarios puedan realizar a esta interesante propuesta.  Por ello, los instamos a participar en nuestro blog.

Para descargar el estudio de de don Jaime haga clic a continuación:

DESCARGAR ANALISIS CANCELACIONES SIN COMPARECENCIA ACREEDOR REGISTRAL

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

7 de 25 Comentarios

  1. Lic. Federico Webb Choiseul • 19 octubre, 2010

    Felicito al Lic. Weisleder, Notario de basta experiencia, sin embargo hago mias las apreciaciones tanto del Lic. Juan Antonio Mora, como del Lic. Luis Angel Vargas Parras y referentes a la seguridad y responsabilidad en la función notarial, primero debe de reformarse el artículo 474 del Código Civil, con lo cual evitaríamos graves problemas en nuestra función notarial.

    Responder
  2. Ronald Odio Rohrmoser • 19 octubre, 2010

    Concuerdo 100% con Juan Antonio Mora. Más bien, para motivar este tipo de servicios profesiones, sería interesante incrementar considerablemente la tarifa de los honorarios profesionales, de manera que realmente exista proporcionalidad entre la dedicación y responsabilidad que implica el trabajo y el beneficio que recibe el cliente al volver a tener sus bienes libres de gravámenes registrales.

    Responder
  3. Elda Zúñiga • 19 octubre, 2010

    Estimados Colegas:
    Parece que Ustedes viven en otros tiempos. La situación de nuestro medio, hace que los controles obvios se quieran quitar, y los que nada resuelven imponerse: papel sellado, sellos, código de barras, nombre del Notario, etc.
    Creo que es necesario que el acreedor firme el instrumento, pues no hay recibo o fe notarial que sustituya a la persona que da por satisfecho el crédito. Es necesario este control, pues si se cambia por el propuesto, la lluvia de acredores fantasmas va a ser inmenso, y de nuevo, por unos pocos inescrupulosos, vamos a pagar todos. Mejor a la usanza de antes: firma, y hasta mejor, firma y huella, y como van las cosas, hasta foto y video…
    Las circuntancias obligan.
    La reforma aunque parece buena, con todo respeto es romántica, para no decir desubicada de nuestro contexto legal y social.
    Con suma tristeza hago este comentario. Advierto a los santos y pulcros que se sientan ofendidos por el mismo, que mejor se ubiquen, y vayan al Minsisterio Público a constatar las miles de denuncias por fraude notarial existentes bajo la trillada frase «buena fe», que de buena no tiene más que un mar de inescrupolosos de todos los tipos inimaginables.
    Dejo por fuera a todos y todas los Notarias y Notarios decentes que hay.

    Responder
  4. Luis Ángel Vargas Parras • 19 octubre, 2010

    Interesante propuesta, pero inviable, mientras no sea reformada el artículo 474 del Código Civil. Ahora bien, el asunto va más allá cuando se verifique un fraude, ya que el sistema judicial, es tan lento que un eventual reclamo de un acreedor perjudicado, tardaría años en ser resuelto; con la posibilidad de que no se indemnice realmente el daño sufrido. Además, con una prescripción tan corta (2 años), para reclamar en contra del notario, podría nunca llegar la reparación.

    Responder
  5. Lic. Luis Garino G • 19 octubre, 2010

    Excelente el estudio realizado por el Lic. Weisleder, sin embargo, y aún dándose la autorización del Registro para efectuar dichas cancelaciones, concuerdo con la opinión del Lic. Juan Antonio Mora, que ello daría pie a una mayor responsabilidad del Notario, sobre todo en la coyuntura actual, que la Delincuencia esta un paso adelante, propiciaría la falsificación de certificaciones de saldo deudor en cero, fomentándose las estafas atraves de esta figura de cancelación sin comparecencia del acreedor, por mi parte, aunque se llegaré a autorizar, no utilizaría dicho medio por encontrarlo inseguro.

    Responder
  6. Lic. Juan Antonio Mora • 19 octubre, 2010

    Interesante la exposición de don Jaime: Sin embargo, al tenor del artículo 474 del Código Civil, citado por él, resultaría imposible la cancelación hipotecaria sin comparecencia del Acreedor, al ser éste «… la persona a cuyo favor se hubiere hecho la inscripción …», es decir, como legítimo titular del derecho de garantía accesorio al contrato de préstamo.
    Aceptar la posibilidad de cancelaciones hipotecarias sin comparecencia del acreedor, resultaría casi igual o más peligroso que el fraude de propiedades, incrementando desmedidamente la responsabilidad del Notario, ya que si se da el indicado fraude en titularidad de propiedades, cuantos fraudes más se darían en eliminación de créditos hipotecarios.

    Responder
  7. ROBERTO MATAMOROS RAMIREZ • 19 octubre, 2010

    Este tipo de iniciativas se hace fundamental para desentrabar de requisitos los negocios jurídicos en nuestro país.
    Si el notario tiene fe pública y cabe contra él responsabilidad civil, penal y disciplinaria, entonces por qué debe el notario apersonar al acreedor cuando un compareciente llega a la oficina a solicitar el levantamiento del gravamen de prenda cuando viene incluso con la factura de la transacción financiera pagada en 0 colones. Una llamada a la Institución financiera bastaría por parte del notario para solicitar al Registro el levantamiento de dicho gravamen sin hacer comparecer al acreedor.El hecho de que se quieran levantar requisitos no quiere decir que se esté atentando contra la seguridad jurídica de los comparecientes. Los procesos hay que simplificarlos y el registro debe dar su lugar a la potestad de fe pública otorgada por le Estado a los notarios, para eso responden por ello.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*