POWERED BYmaster lex

Cancelación hipotecaria sin comparecencia del acreedor titular registral

Nuestro estimado colega,  Lic. Jaime Weisleder, nos ha remitido un interesante estudio sobre la posibilidad de que, bajo ciertas condiciones, puedan inscribirse en el Registro, cancelaciones de gravámenes hipotecarios y eventualmente, prendarios, sin la comparecencia en escritura pública del acreedor registral.

Según explica don Jaime motivó su análisis “…la complicación y  exigencia de requisitos, muchos de ellos absurdos y que interfieren directamente en el diario ejercicio del notariado y consecuentemente en el tráfico inmobiliario.   Sin la comparecencia del acreedor, se agilizarían enormemente y hasta se eliminarían del todo, problemas que tienen los notarios cada vez que van a realizar cancelaciones en una institución (cita previa, visto bueno, uso del machote de la institución, no ver quien firma la escritura, depositar el protocolo, etc).”

Es claro que tiene la última palabra en este asunto, el Registro, aunque la aprobación por parte del Consejo Superior Notarial le serviría sin duda al Registro como un aval fundamental.  Según nos indica don Jaime, varios miembros de este Consejo y del Registro ya han revisado la propuesta, encontrándola favorable.

Muy importantes también las opiniones que los estimados suscriptores notarios puedan realizar a esta interesante propuesta.  Por ello, los instamos a participar en nuestro blog.

Para descargar el estudio de de don Jaime haga clic a continuación:

DESCARGAR ANALISIS CANCELACIONES SIN COMPARECENCIA ACREEDOR REGISTRAL

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

7 de 25 Comentarios

  1. Maribel Cortes • 19 octubre, 2010

    A los colegas que tienen reparos a la propuesta les hago las siguientes preguntas respecto al actual procedimiento en los bancos: están absolutamente seguros que cuando le dan el protocolo a una secretaria, es el personero del banco el que firma? lo ven firmar? están seguros que nunca se han presentado cancelaciones sin que realmente compareciera el acreedor? (hay muchos casos en los que se ha comprobado que si ha sucedido).
    El procedimiento del artículo más bien da más seguridad a las partes pues el notario debe dejar muchos más rastros (número de cheque, recibo, constancia) El sistema actual es más inseguro y los notarios inescrupulosos lo utilizan y utilizarán con más tranquilidad que el que se está proponiendo.
    Tomen en cuenta que en la figura propuesta siempre comparece el acreedor que adquirió su derecho por subrogación o confusión, mas no ciertamente el acreedor titular registral, por ello el art. 474 no se viola, sino que la propuesta se apega y observa dicha norma.
    Los mismos notarios le tenemos miedo a los alcances de la fe notarial y pensamos que todos somos deshonestos. Felicito al proponente

    Responder
  2. Edwin Ramírez Chacón • 19 octubre, 2010

    Sin duda que el trabajo intelectual de don Jaime, resulta ser una excelente iniciativa para abrir el debate. Me parece que quienes podrían estar preocupados por este tema son los acreedores y en esto los Bancos deberían ser los más preocupados y no precisamente los Notarios. De alguna manera el acreedor Registral debe manifestar su voluntad y su consentimiento pero no necesariamente mediante el mecanismno actual pues muchas veces conseguir la firma de los acreedores es un verdadero calvario. Veo con muy buenos ojos toda iniciativa como esta que tienda a simplificar las cosas. Si fuese necesario reformar el artículo 474 del CC pues se presenta el proyecto a la Asamblea Legislativa. Me parece que podemos simplificar sin aumentar el riesgo perfectamente.

    Responder
  3. Roberto Sossa Sandi • 19 octubre, 2010

    Creo que la iniciativa beneficiará la tramitación de este tipo de instrumento, sobre todo en cuanto a la fé pública que tenemos los Notarios, tan venida a menos en nuestros tiempos. En este aspecto lo esencial para el Notario sería contar con la certificación de cancelación emitida por el acreedor, y el recibo mismo de ella, de lo que daría fé y con ello se lograría la inscripción. Aplaudo este tipo de iniciativas que tienen a eliminar trabas a nuestra gestión.

    Responder
  4. Martin Hernández • 19 octubre, 2010

    Muy interesante la propuesta del estimado colega, aunque esto creo podrìa dar pie a tantas situaciones irregulares por algunos colegas y pueda causar una inseguridad registral. Lo que creo es que debe por parte de muchas instituciones bancarias o financieras, hacer conciencia de la gran cantindad de requisitos innecesarios que ha sido la costumbre, ejemplo de esto, hace ya tiempo el Registro Mercantil no emite la cédula jurídica y continuan solicitando en todos los trámites dicha documento. Estos requisitos son los el verdadero calvario al que nos sometemos.

    Responder
  5. Ana Victoria Sánche • 19 octubre, 2010

    Creo que al igual que don Jaime, muchos hemos «soñado» con el momento en que podamos dar fe de la cancelación real de una deuda garantizada con hipoteca o prenda; abrir el debate me parece ya un paso acertado. No podemos cerrar las puertas antes de abrirlas, pues lo mismo pensaban en antaño nuestros profesores que defendían a capa y espada los tomos vs el folio real, y no hace tanto, aquellos que pensaban que pagar los timbres por Internet era una utopía. Así que, en buenahora. Mi aporte sería el siguiente: cuando el cliente paga, le entregan un recibo con saldo cero y una certificación de que la deuda se canceló; si además le entregan el documento base original (hipoteca o prenda), que está tan bien custodiado por el acreedor, con la leyenda de que se autoriza su cancelación ante el Registro… ¿qué más sería necesario? Fraude habrá siempre, y para eso existen los procesos que la castigan. Yo opino que es excelente la idea, que es posible y que nada más falta que nos pongamos trabajar para que sea un hecho y deje de ser un «sueño». ¡Gracias don Jaime!

    Responder
  6. Jorge Castro Olmos • 19 octubre, 2010

    En principio, el planteamiento del Lic. Weisleder, nos deja ver un deseo sano de agilizar las transacciones comerciales que día a día se suscritan en nuestro medio y la eliminación de trabas innecesarias propuestas y exigidas arbitrariamente por parte de entidades bancarias y financieras, en abierta violación de una serie de principios notariales, tales como el principio de unidad del acto, entre otros.
    Asimismo, resulta rescatable el ver este estudio como una primera iniciativa tendiente a la agilización de este tipo de procesos y con un poco más de pensamiento podría alcanzarse una propuesta ecléctica que permita aprovechar y relacionar parte de los razonamientos del Lic. Weisleder con algunas consideraciones prácticas registrales a efecto de alcanzar el objetivo deseado.
    Felicitaciones al colega por su interesante gestión intelectual.

    Responder
  7. Lic. Alonso Pacheco Delgado • 19 octubre, 2010

    Excelente iniciativa la del colega Weisleder, en especial para los bufetes que atendemos bancos, pero el ejercicio notarial conlleva muchísima responsabilidad y se necesitaría el control necesario por lo que me adhiero a los comentarios del Lic. Webb, Vargas Parras y Lic. Mora al respecto: primero debería reformarse el artículo 474 del C.C. En cuanto al comentario del Lic. Odio difiero del mismo ya que mientras los colegas no respeten la tabla de aranceles del Colegio de Abogados nada hacemos en incrementar costos. Se necesita educación y cultura en este tema realmente.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*