POWERED BYmaster lex

Cesión de derechos derivados del remate

Hoy ponemos a su disposición un nuevo comentario del Lic. Javier Madrigal sobre una duda que algunas veces se presenta relativa a la posibilidad legal que tiene el adjudicatario de ceder sus derechos sobre los  bienes rematados.

——————————–

«El contrato de cesión, es un contrato cuyo objeto son bienes incorporales (Título IV, Capítulo I del Código Civil), en el cual se transmite la titularidad o el dominio sobre de estos, los cuales incluso pueden estar en litigio (Capítulo III del mismo título). Es decir la cesión “es un contrato traslativo de dominio por el cual se transmite la propiedad de bienes incorporales.

Dentro de un Proceso Hipotecario y hasta antes de la firmeza de la resolución que lo aprueba y ordena la protocolización de piezas para su inscripción en el Registro Nacional, es dable la presentación de un Contrato de Cesión con la terminología “Contrato de Cesión de Derechos derivados del Remate».     Pese a ello, dicha cesión fue rechazada por improcedente, fundamentando la autoridad jurisdiccional que conoció del proceso, que “en etapa de ejecución al haberse dictado auto-sentencia, y por encontrarse en dicha fase procesal, ya no es posible la cesión, aunado al hecho de que entre partes, ya no hay litigio.»  La resolución fue recurrida, dentro del plazo de ley, resolviendo el Superior, que la resolución apelada, debía ser revocada, para en su lugar admitir la cesión, eso sí derivada del remate.

Nos indica al respecto el Tribunal Primero Civil: “(…) Acierta el apelante en el andamiaje argumentativo de la impugnación articulada en autos. No existe impedimento o prohibición legal sobre cesión de derechos de crédito posterior al fallo. La cesión de derechos corresponde a un acto permisible luego del fallo, pues se insiste no acarrea disposición prohibitiva en su modalidad expresa o tácita. Ningún reparo advierte el Tribunal a la presencia de una cesión de derechos no litigiosos. Adviértase que la transmisión gratuita u onerosa de un crédito o derecho a favor de un tercero no incide en los eventuales efectos correctivos del fallo en su fase de ejecución. Al expedirse una sentencia de condena en un proceso en donde se dilucidaron derechos privados disponibles, la voluntad de las partes priva en lo referente a los actos de ejecución del fallo. Cuando la sentencia versa sobre derechos patrimoniales -por tanto- de libre disposición de las partes, paradójicamente éstas puedan modificar lo referido a los extremos de su cumplimiento, sobre todo si ésta ha adquirido la calidad de cosa juzgada, sin que ello importe la alteración de los términos de lo decidido en la sentencia. Además de lo descrito la cesión de derechos desde el ámbito procesal vislumbra efectos similares a la sucesión procesal regulada en el artículo 113 del Código Procesal Civil, con lo cual mientras la sentencia se encuentre vigente y exigible, nada impide la sustitución de la parte actora originaria con el ingreso de un nuevo protagonista en el proceso que lo viene a sustituir -el cesionario-.   Finalmente advierte el Tribunal que el contrato de cesión cuenta con la correspondiente estimación según se aprecia a folio 96 en la suma de ocho mil dólares, monto que coincide absolutamente con el crédito cambiario que sustentó la demanda (vid. folio 1 frente). Según lo descrito permite analizar procedencia de análisis de la cesión debatida, por lo que deberá el a quo dictaminar procedencia del citado acto jurídico al margen de las objeciones atribuidas en el auto impugnado.”.

A la luz de este antecedente jurisprudencial, no hay obstáculo para que el A quo se pronuncie sobre la cesión presentada al margen de la objeción atribuida en el auto impugnado, por virtud de lo cual lo procedente será revocar la resolución recurrida.” Sentencia: 00703, de las 8 horas del 29 de agosto del 2014 Tribunal Primero Civil, y en igual manera el Tribunal Contencioso Administrativo, resolución 00071, de las 9 horas del 15 de junio del 2016.

De modo tal que no existe impedimento legal alguno, (e incluso en etapa de Ejecución) para proceder de la forma antes expuesta, despejando así la duda.»

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Francisco Javier Madrigal Acosta

Javier Madrigal Acosta. Licenciado en Derecho, abogado Litigante, académico y profesor Universitario de los Cursos: Derecho Internacional de Derechos Humanos y Derecho Constitucional. Miembro del Bufete Pacific Law & Consulting Firm

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*