POWERED BYmaster lex

Ya no será necesario «aceptar» las facturas electrónicas

Se publicó ayer en La Gaceta, el Decreto Ejecutivo 42195-H que introduce una importante modificación al Reglamento de Comprobantes Electrónicos para efectos Tributarios,  en relación a la necesaria aceptación que anteriormente tenía que realizarse de las  facturas electrónicas y otros comprobantes para que pudieran reputarse luego como gastos deducibles del impuesto sobre la renta.

Con esta reforma,  si el emisor o receptor del comprobante electrónico no lo confirma en el plazo que al respecto establezca la Dirección General de Tributación de manera reglamentaria,  se presume que lo ha aceptado totalmente y, en consecuencia, servirá para todos los efectos tributarios en las declaraciones autoliquidativas del contribuyente.

Según se indica en los Considerandos del decreto,  la decisión de introducir esta modificación al proceso de facturación electrónica se toma a solicitud de muchos contribuyentes que se vieron obligados a destinar un considerable número de empleados al proceso de aceptación de facturas, lo que lo tornaba  engorroso, ineficiente  y además oneroso.

«… la variación efectuada consiste en que los contribuyentes únicamente confirmen –rechazando total o parcialmente- los comprobantes electrónicos no relacionados con la adquisición o compra de bienes o servicios directamente vinculados con el giro comercial de su negocio o que gocen de algún incentivo fiscal. Para tal efecto, en virtud de la presente modificación, se procura que, si dentro del plazo establecido en el artículo 20 del Reglamento de Comprobantes Electrónicos para efectos tributarios, el contribuyente no lleva a cabo el procedimiento de confirmación, las operaciones o transacciones indicadas en el comprobante electrónico se presumirán aceptados en su totalidad. Como puede observarse, este nuevo procedimiento flexibiliza la operatividad comercial que despliegan los contribuyente, ya que lo torna infrecuente, dejando su aplicación para aquellas transacciones que verdaderamente tenga que confirmar.»

Se establece como fecha de vigencia de esta modificación,  su publicación en La Gaceta, por lo que entenderíamos que ya a partir de hoy no resultará necesaria la aceptación de facturas electrónicas para que puedan rebajarse los montos facturados como cargos deducibles del impuesto sobre la renta.

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

4 de 16 Comentarios

  1. MARIA USAGA A • 20 agosto, 2020

    Buenas tardes, si rechazo una factura electrónica es o no necesario la emisión de la nota de crédito por parte del emisor de la factura electrónica?

    Responder
  2. Lili • 12 agosto, 2020

    Eso aplica para comprobantes emitidos después de la modificación? o también aplica para los emitidos y no confirmados anteriormente?

    Responder
  3. Carmen Orozco • 03 agosto, 2020

    Encontre esto en una de sus respuestas… ¨ Solamente cuando una factura no corresponda ser aplicada a la renta, por no tratarse de un gasto deducible, tendré que rechazarla en forma expresa para evitar que el día de mañana Hacienda me pregunte la razón de que yo lo haya hecho.¨

    Consulta. si se han aceptado facturas que no son gastos deducibles,ante Hacienda, pero el contador no los incluyo como gasto deducible en el calculo de impuestos, hay algun problema con Hacienda…? o no, porque al final no se tomaron en cuenta… Muchas gracias

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 11 agosto, 2020

      Efectivamente ya confirmamos que sería indispensable que las facturas no rechazadas y que por ende quedaron como «aceptadas», sean reportadas expresamente como gasto deducible de la renta al momento de presentar dicha declaración, de lo contrario simplemente no se toman en cuenta.

      Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*