POWERED BYmaster lex

Posición de la DNN en relación al proyecto que liquidaría Fondo Notarial

Nos permitimos copiar a continuación Comunicado de la Dirección Nacional de Notariado en relación a este tema que comentamos hace algunos días en este blog (ver nuestra nota)
——————————————–
«Como es de conocimiento, aún se encuentra en la corriente legislativa el Expediente 22.313 “Reforma del artículo 9 de la Ley 7764 del 17 de abril de 1998 para establecer el seguro de responsabilidad civil profesional para notarios inscritos en la DNN y liquidación del fondo de garantía notarial”.

Comunicado

La Dirección Nacional de Notariado informa a toda la comunidad notarial:

Como es de conocimiento, aún se encuentra en la corriente legislativa el Expediente 22.313 “Reforma del artículo 9 de la Ley 7764 del 17 de abril de 1998 para establecer el seguro de responsabilidad civil profesional para notarios inscritos en la DNN y liquidación del fondo de garantía notarial”.

A raíz de varias consultas realizadas por los medios y la comunidad notarial, la posición de la DNN con respecto al Expediente 22.313 es la siguiente:

  1. No estamos de acuerdo con la suscripción de una póliza colectiva, ya que la póliza a suscribir sería por la responsabilidad individual de cada notario en el ejercicio de la función notarial. No aceptamos que se ponga a la DNN como tomadora-administradora de dicho seguro, debido a que esta entidad no tiene un interés asegurable propiamente. En este sentido, cabe mencionar que la DNN es una institución pública, adscrita al Ministerio de Justicia y Paz, y no un colegio profesional o gremial.
  2. No estamos de acuerdo con que a la DNN se le traslade un porcentaje del 3% del monto cancelado por los notarios en concepto de seguro. Además, por ley la DNN es el órgano rector del Notariado Costarricense, debiendo trabajar bajo las normas que nos rigen sin cobro alguno a los notarios (as) públicos.
  3. No estamos de acuerdo con que el seguro se pueda suscribir mensual, trimestral o semestralmente. Éste debería ser anual y el notario estaría en la obligación de presentar su correspondiente comprobante anualmente de manera directa a la DNN.
  4. La DNN no tiene interés alguno en establecer una relación directa con las aseguradoras ni que éstas nos brinden reportes, dado que consideramos que esto generaría una mayor burocracia y la DNN no cuenta con el recurso humano necesario para aumentar sus gestiones o trámites. El interés es que cada notario o notaria pueda suscribir su propia póliza con la aseguradora de su preferencia o libre elección.

EN EL OFICIO ADJUNTO DNN-DE-OF-143-2021, SE ENCUENTRA EL CONTENIDO ÍNTEGRO DE LA RESPUESTA DIRIGIDA A LA ASAMBLEA LEGISLATIVA.

Be Sociable, Share!
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

6 de 52 Comentarios

  1. PLENITUD NOTARIAL • 13 junio, 2021

    Al menos ahora se siente la postura DNN sobre el tema en una forma activa y razonable, y que no nos pase como con el tema Notario-Narcotráfico-Legitimación de capitales que por el ingrato apoyo ante Asamblea Legislativa de dos exjerarcas quedó la DNN y los Notarios muy mal parados y muy mal amparados (quienes leen Actas del Consejo Superior Notarial de aquellos días hace muchos años, saben de qué hablo). Sin duda la función púlica del Estado delegada en el Notario debe estar garantizada; ya lo está disciplinaria, civil y penalmente, pero económicamente en forma anticipada y efectiva también debe estar garantizada. Pero no se vale que a todos se corte con la misma «tijera», debe tasarse a cada uno en forma individual e independiente. La póliza que se avecina debe contemplar un monto anual ponderando las cuantías de todos los actos o contratos de al menos el último año de actividad notarial, mediante algún modelo actuario matemático que defina el monto anual a garantizar. De este modo, además como valor agregado se podrá revisar el monto de impuesto sobre la renta que se debió declarar y pagar y se quitaría o disminuye el incentivo para la tan odioso y arraigada costumbre del «préstamo o alquiler del Protocolo».

    Responder
  2. Walter • 11 junio, 2021

    El asunto de liquidar el Fondo de Garantía Notarial nace fundamentalmente de la crisis económica del sector, así de simple…
    Muchas personas notarias están prácticamente en quiebra, la pandemia vino a dar el tiro de gracia.
    Si se analiza bien, el régimen actual beneficia a largo plazo, los dineros no se pierden y los rendimientos son muy buenos.

    Responder
    • Carlos Alberto Valverde Bonilla • 11 junio, 2021

      En cuanto al rendimiento a largo plazo estoy totalmente de acuerdo con el colega, lástima que la pandémica situación nos aprieta el cuello.

      Responder
  3. Monica • 07 junio, 2021

    Como es costumbre la DNN nunca va a favor del notario. Para unas cosas tiene dinero y poyestad para mandar y otras veces no la tiene.
    La garantía sencillamente no debería existir.
    Si el notario mete las patas que vea a ver cómo responde.
    Ya suficiente tenemos con pagar el protocolo, las hojas de seguridad, las boletas, el colegio de abogados, programas de cálculo y machote y el index, en el caso qie lo usamos. Somos los únicos trabajadores del Estado que sale perdiendo porque no tiene respaldo y todo sale de su bolsillolo entenderia de grande bufetes pero de notarios con pocos clientes que pasan meses sin generar un cinco me paraece una completa burla de parte de la Dirección y de tida la gebte que tiene el poder de ayudarnos y en vez de hacerlo parece querer hundirnos. Claro siemre van a existir veneficiados con todo pero somos más los afectados.
    Que quiten ese fondo muchos lo ocupamos ante la ola de desempleo. Muchos gastos y ningún beneficio.
    De verdad qie abogados todos y dejamos que nos pasen por encima y así queremos que el pais salga adelante 🙄 y nos llamamos conocedores de la ley y defendores del pueblo y ni siquiera lo hacemos por nosostros.🙄

    Responder
  4. Manfred Antonio Sáenz Montero • 07 junio, 2021

    Estimable Silvia,

    Por tratarse el notariado público de un servicio público delegado por mandato legal en los abogados que cumplan los requisitos previstos, estimamos mucho más atinado exigir un seguro, en lugar de crear un fondo separado como el existente.

    Sin perjuicio de lo anterior, lo que respetuosamente estimo insuficiente es el monto por el cual se pretende constituir el seguro o póliza por responsabilidad de notarios en el proyecto de ley. En efecto, el proyecto propone que “…monto mínimo de cobertura por periodo póliza será el equivalente a 55 salarios base de un oficinista uno del Poder Judicial…”. Esto significa, que tomando el salario de referencia al 2021 que asciende a ¢462.200,00 multiplicado por “55”, la póliza inicial ascendería a la suma de ¢25.421.000,00. (aproximadamente US$41,673.77, con un tipo de cambio de ¢610.00). El resultado es una póliza por un monto sumamente bajo en consideración a los negocios que un solo notario público puede autorizar en su protocolo, como por ejemplo compraventa e hipoteca de unidades habitacionales. Al respecto, en la explicación de la iniciativa no se aprecia razonamiento alguno sobre el monto máximo cubierto por esta eventual póliza.

    Su servidor estima adecuado sustituir el sistema del fondo de garantías vigentes por un seguro o póliza emitido por alguna de las entidades aseguradoras debidamente autorizadas. Sin embargo, con el mayor respeto, estimamos que el monto del seguro debería ser congruente con el monto de los negocios que un notario puede autorizar u otorgar en su protocolo. El sistema de póliza debería crear un monto mínimo –“básico”- aplicable a todos los notarios en general que ampare una cuantía básica de los negocios. De manera que, si un notario quiere estar habilitado para realizar negocios por sobre el monto mínimo del seguro, debería contratar un seguro o póliza por el monto correspondiente. Inclusive, luego de llegar a un monto máximo individual, la reforma podría definir que actúen dos o más notarios para otorgar negocios de cuantías millonarias.

    En los siguientes párrafos detallamos nuestra recomendación sobre los valores de los negocios que podrían autorizar los notarios en forma individual o conjunta, de acuerdo con la estimación del seguro contratado y la cobertura respectiva. Dicho en otras palabras, el principio que sugerimos consiste en, que un notario debe estar facultado para otorgar actos o negocios en su protocolo, por el valor equivalente a la cobertura de su seguro o póliza.

    Lo que sugiero es que se permita actuar a los notarios con una póliza con una cobertura mínima de 50 millones de colones, pero solamente podría otorgar negocios por esa cuantía o bien de cuantía inestimable. El notario que desee otorgar negocios con una cuantía superior, con un tope de 250 millones de colones, debe contratar pólizas hasta por ese monto. Pero en el entendido que para negocios superiores a los 250 millones de colones se debe utilizar los servicios de un notario por cada 250 millones de colones del negocio.

    El principio sugerido, permitiría para los usuarios del servicio público de notariado, tengan la certeza que existe un seguro para su protección equivalente al valor del negocio realizado y otorgado ante un notario en particular, independientemente estén de acuerdo o no con los montos propuestos. El valor de la póliza propuesto en el proyecto de ley no cubre las necesidades de los usuarios y no brindaría el respaldo suficiente en los negocios que podría otorgar un notario. El modelo que sugerimos democratiza los servicios notariales ya que, al definir un monto máximo por notario según la cuantía del negocio, se requerirán varios notarios cuando el acto o negocio por otorgar supere el monto sugerido. En efecto, hoy en día un notario puede otorgar en su protocolo un negocio por mil millones de colones, pero según la propuesta realizada deberían participar al menos cuatro notarios.

    Compartimos el concepto del proyecto de ley, en el sentido que es mucho más práctico y económico para los notarios y usuarios de esos servicios, que se exija un seguro o póliza. Sin embargo, no compartimos la forma y cuantía del seguro propuesto, ya que el monto es insuficiente y no protegería adecuadamente los intereses de los usuarios. Por ello, respetuosamente sugerimos un modelo diferente para la definición del valor del seguro o póliza por requerir a los notarios públicos. Dicho modelo implicaría, que los notarios puedan otorgar actos o negocios según el valor o cobertura del seguro que cada profesional obtenga.

    Buenas tardes,

    Responder
    • Monica • 08 junio, 2021

      Sr. MANFRED A. SAENZ
      Estoy en total desacuerdo con su «solución». Veo que esta propuesta va a favor de los grandes bufetes y no de los pequeños emprendedores que a diferencia de los notarios con apellido, percibimos poco dinero y trabajos por época no tidos los días.
      Aquí lo importante es buscar una solución que nos beneficie a todos. Al final no es quitar a la competencia y que solo puedan ejercer los grandes .
      Todos tenemos gastos, en especial los que trabajamos de forma independiente. Es ilógico poner una póliza un precio de cabellado para mucho o que nos limite el trabajo cuando este llega.
      El asunto está claro y aquí o se beneficia para todos o para ninguno.

      Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*