POWERED BYmaster lex

Proyecto de Ley para regular vacaciones de los abogados

La semana pasada comentamos sobre dos iniciativas de ley que el Colegio de Abogados está impulsando dentro de la corriente legislativa.  Abarcamos ese día lo relacionado al Proyecto No. 21.340 que es “REFORMA A LOS ARTÍCULOS 6, 7, 21, 23, 137, 143, 145 y 166 DEL CÓDIGO NOTARIAL, LEY N.º 7764 DEL DOS ABRIL DE 1998” para combatir la competencia desleal.   (Ver nota en este mismo blog)

Hoy nos referiremos brevemente al Proyecto No. 21.341 » ADICION DE UN ARTICULO 7 BIS DEL CAPITULO SEGUNDO DE LOS DERECHOS DE LOS ABOGADOS DE LA LEY ORGANICA DE DEL COLEGIO DE ABOGADOS Y ABOGADAS DE COSTA RICA.»

Con mucho gusto les haremos llegar el texto completo  a los estimados suscriptores que nos lo soliciten al correo electrónico legal@masterlex.com

———–

Luego de una explicación muy completa sobre el derecho al trabajo y a las garantías que dimanan de él, y del derecho a la elección de una profesión y a su libre ejercicio, se establece dentro de la «Motivación» del proyecto de ley en comentario que:

«… los profesionales liberales son también una categoría más de las que componen el vasto conjunto de los “trabajadores”. Estos, a su vez, como seres humanos, son merecedores del respeto y protección de su dignidad y, consecuentemente, de su salud.

No obstante lo anterior, al día de hoy, al menos en nuestro medio, el trabajador que ejerce profesiones liberales, y específicamente, los y las abogadas, no han recibido una efectiva o total protección por parte del Estado. Vemos como el ordenamiento jurídico se ha encargado de proteger al trabajador que se rige por una relación laboral, en términos amplios, otorgándole derechos y garantías que amparan no solamente el propio ejercicio de la actividad que realizan, sino también otros derechos que como corolario de esa actividad se pueden ver afectados, tal como el derecho a la salud.

La Constitución Política en su artículo 59 señala que:

“Todos los trabajadores tendrán derecho a un día de descanso después de seis días consecutivos de trabajo, y a vacaciones anuales… cuya extensión y oportunidad serán reguladas por la ley, pero en ningún caso comprenderán menos de dos semanas por cada cincuenta semanas de servicio continuo…”.

Esa norma que en principio fue ideada por el constituyente con el fin de resguardar a los trabajadores regidos únicamente por una relación laboral, ante los cambios producidos por efecto de la evolución de la sociedad debe ser reinterpretada hoy a la luz del Derecho de la Constitución Política viva, y no a la luz de la Constitución meramente formal. Así lo imponen los principios hermenéuticos de primacía y de eficacia expansiva y progresiva de los Derechos Humanos, principios que son parte esencial del bloque de constitucionalidad.

Así las cosas, por imperativo jurídico ha de entenderse que el derecho a disfrutar de vacaciones, corresponde a toda clase de trabajadores, no solamente a quienes tienen una relación laboral. Entenderlo de forma distinta sería incurrir en una diferenciación irrazonable, discriminatoria e indigna, en el tanto y en el cuanto, tal posición conllevaría a aceptar que quienes ejercen profesiones liberales no tienen derecho a gozar de salud.»  (Tomado textualmente de Proyecto de Ley No. 21.341)

Con el objeto de evitar que este derecho a vacaciones de los abogados litigantes pudiera en algún momento ser utilizado de manera fraudulenta como estrategia dilatoria ya sea en en la tramitación de procesos judiciales, en sede administrativa u otras actuaciones, se propone  la emisión de un Reglamento por parte del Colegio de Abogados en el que expresamente se establecerían los requisitos que tendrían que cumplir los profesionales interesados en gestionar su solicitud de vacaciones.  Adicionalmente se establecería como falta grave dentro del Código de Etica, el uso fraudulento de este derecho.

La propuesta consiste en la adición de un artículo 7 bis a la Ley Orgánica del Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica que rezaría así:

«Artículo 7 bis- Los abogados litigantes del sector privado, tendrán derecho a quince días hábiles continuos de vacaciones (con independencia de los cierres colectivos). Para esto deberán presentar la solicitud al Colegio de Abogados y Abogadas, quien coordinará con el Poder Judicial y demás instituciones que solicite el agremiado o agremiada, previa reglamentación dada al efecto. Acordado el período de vacaciones, no podrán señalarse audiencias, ni notificarse resoluciones judiciales o administrativas, donde la persona abogada, sea Directora del proceso, por lo que no correrán los plazos, quedando el asunto suspendido temporalmente.

El Colegio de Abogados y Abogadas a través de su Junta Directiva establecerá vía reglamentaria los requisitos y procedimientos que garanticen el uso y disfrute correcto del derecho de vacaciones y que el mismo no se utilizará fraudulentamente como táctica dilatoria en procesos judiciales, administrativos u otras obligaciones previamente agendadas por las autoridades correspondientes. Será falta grave del abogado la falsedad o uso fraudulento del derecho de vacaciones como táctica dilatoria, sin perjuicio de las demás responsabilidades penales, civiles o administrativas en que se incurra.»

 

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

3 de 3 Comentarios

  1. Susana Waterhouse Soto • 30 mayo, 2019

    Vacaciones no pagadas… 15 días hábiles equivale a 3 semanas sin obtener ingresos. En ese lapso no podremos ejercer ningún acto lucrativo porque sería fraude vacacional. Entonces tras de que no recibiremos un beneficio económico en ese tiempo de disfrute y descanso, tampoco podremos trabajar. Ese perjuicio sería justo que el colegio de abogados aporte por lo menos el cincuenta por ciento de los últimos seis meses de ingresos promediados del abogado, ya que es el ente rector. De otra forma sería sólo un beneficio parcial que nos otorguen vacaciones sin remuneración economica alguna. Otra propuesta sería que el colegio aporte el 25‰ y Hacienda el otro 25% o más, en el tanto que somos colaboradores AD HONOREM…. por no decir imposiciones de imperio, ya que además de ser recolectores de impuestos tenemos que ha er el trabajo de empleados de Hacienda y ahora resulta que a partir del 1 de julio tendremos hasta que actuar como auxiliares contables y liquidar todos los impuestos que recolectemos para lHacienda.

    Responder
  2. Lic. Christophe Baron • 30 mayo, 2019

    ¿ Es una broma, verdad ?

    Responder
    • Jairo • 30 mayo, 2019

      Totalmente desacuerdo, ese cuento de quieren meter dilatación de proceso es pura mentira, ya se sabe que las audiencias señaladas no se puede faltar sin una justificación de peso, van a obligar a los jueces revisar los días de vacaciones de los abogados para señalar audiencias, nada que ver, me parece que hay algo más profundo en todo esto. Espero que no pase, gente que quiere limitar la libertad de otros, sí pasarán ocupado no tendría tantas ideas malas.

      Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*