POWERED BYmaster lex

Registro cancelará tramites de notarios inhabilitados

Con fecha 19 de noviembre, el Criterio DGL-017-2018 de la Dirección General del Registro Nacional, dirigido a las Direcciones de todos los Registros que integran esta institución, establece la obligación de los registradores de cancelar la tramitación de todas aquellas gestiones en las que se compruebe la existencia de documentos confeccionados por notarios que se encontraban inhabilitados al momento de su emisión.

Las escrituras públicas, los respectivos testimonios, razones notariales y  certificaciones o autenticaciones de firma necesarias para el trámite registral deberán haber sido emitidas por notarios habilitados.  De lo contrario, deberán los registradores cancelar la presentación al Diario de dichas tramitaciones o denegar los servicios solicitados (salidas del país, trámites con placas, etc).

“En el área de servicios no se expedirá documento alguno si la persona notaria autenticante,  responsable del otorgamiento del instrumento público, la expedición de su testimonio o certificación de interés, necesario (s) para dar curso al trámite solicitado, se encuentra inhabilitado. Se procederá a informar a la persona usuaria que esta situación impide, brindar el servicio y que la documentación será retenida para ser enviada como prueba con la denuncia que debe interponerse ante la Dirección Nacional de Notariado. En el área registraL se interpondrá de igual manera la denuncia, adjuntando la copia certificada del documento presentado para inscripción.” (Tomado textualmente del Critario Registral DGL-017-2018)

¿Qué deberán hacer las personas interesadas en las gestiones? 

Se dispone en la Circular en comentario que  de conformidad con el inciso b) del articulo 126 del Código Notarial, las partes que habiendo comparecido de buena fe a otorgar actos o contratos ante una persona fedataria inhabilitada, deberán acudir ante otro notario habilitado a fin de otorgar nuevamente los actos.  Muy importante que en dicho nuevo otorgamiento se reseñe lo acaecido con indicación de las citas de presentación del documento nulo, a fin de que los timbres e impuestos pagados en esa tramitación, sean aplicados a la nueva gestión.  Unicamente deberá pagarse la suma de 2,000 de Derechos de Registro en el nuevo otorgamiento.

“Para estos casos, la persona registradora encargada de la calificación del documento otorgado ante el notario (a) debidamente habilitado, comprobará tanto el pago minimo de los derechos de Registro indicados, además que se trata de las mismas partes y objeto contractual relacionados en el documento cuyas citas se cancelaron. De no mediar absoluta concordancia en estos aspectos, deberá consignar como defecto la falta de pago de dichos extremos, pudiendo incluso llevar a la cancelación de este otro asiento de presentación, en caso de no haber mediado el pago minimo de derechos de Registro establecido por la Ley Nº 4564 (Ley de Aranceles del Registro Público).” (Tomado textualmente del Criterio Registral DGL-017-2018)


Evidentemente es nuestra opinión que las partes deberán requerir del notario inhabilitado la devolución de las sumas pagadas por concepto de honorarios profesionales, y en caso de no acceder, recurrir ante el Colegio de Abogados o la Dirección Nacional de Notariado a formular la respectiva denuncia.

Causas de inhabilitación notarial

De conformidad con el artículo 13 del Código Notarial, los notarios públicos serán inhabilitados temporalmente cuando:

a) Sean suspendidos disciplinariamente por el órgano competente.

b) Surja algún hecho que conforme el artículo 4 impida el ejercicio de la función notarial, en tal caso, la suspensión se mantendrá mientras dure el impedimento.

c) Abandonen el país por más de seis meses. En esta circunstancia, la suspensión se mantendrá durante toda la ausencia.

d) Lo soliciten voluntariamente.

Entre las causales del artículo 4 que podrían causar la inhabilitación del notario transcribimos:

a) Las personas con limitaciones físicas o mentales que las inhabiliten para el ejercicio del notariado, salvo que demuestren mediante prueba extendida por la medicatura forense, su aptitud para desempeñar esta función.

b) Quienes se encuentren imposibilitados para tener oficina abierta al público.

c) Los condenados por delitos contra la propiedad, buena fe, administración de justicia, confianza pública o delitos relativos a la Ley sobre estupefacientes.

d) Quienes guarden prisión preventiva.

e) Las personas declaradas en quiebra, concurso civil o interdicción, mientras no sean rehabilitadas.

f) Quienes ejerzan cargos en cualquier dependencia del sector público, incluso en las estructuradas según modelos organizacionales del Derecho Privado, en los que se les prohíba el ejercicio externo del notariado.

g) Quienes no estén al día en el pago de las cuotas del Fondo de garantía de los notarios públicos, creado en esta ley.

Finalmente la no presentación de los índices notariales o el incumplimiento de otras obligaciones dispuestas en el Código Notarial y en los Lineamientos para el Ejercicio Notarial, también son causales para el inicio de procedimientos administrativos de inhabilitación por parte de la DNN.

En la página web de la Dirección Nacional de Notariado pueden las personas interesadas en requerir los servicios de un notario comprobar que se encuentre debidamente habilitado de previo al inicio del trámite:

http://consulta.dnn.go.cr/servicioenlinea/controlpanel/notarios/Busqueda.aspx

 

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

3 de 3 Comentarios

  1. MARIA LOURDES DELGADO JIMENEZ • 12 Diciembre, 2018

    Buen dia, pero entiendo que ese procedimiento se dio desde siempre.

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 13 Diciembre, 2018

      Estimada María Lourdes, Efectivamente antes del año 2010 existía la obligación para los registradores de corroborar el estado de habilitación de los notarios autorizantes de las escrituras en trámite. Sin embargo, una circular de 18 de enero de 2010 los había relevado de ese deber. Nuevamente la Dirección General del Registro Nacional establece como “obligatorio el acatamiento de esta Directiz para las personas funcionarias del Registro Nacional a fin de garantizar un principio de unidad en la calificación registra! y la expedición de los servicios brindados.”

      Responder
  2. Plenitud Notarial • 08 Diciembre, 2018

    Excelente iniciativa. Entiendo además que el Registro está recopilando y remitiendo a la Ministerio Público, Juzgado Notarial y DNN los casos de desempeño notarial irregular. Nunca es tarde cuando la dicha es buena. Hace años el Registro Nacional tenía que tomar un interés y participación activos en el ejercicio notarial; la seguridad jurídica que toca brindar al Registro no puede ni por asomo verse separada de un correcto, perfecto, diáfano y transparente ejercicio funcional notarial. Basta con indagar un poco en el Registro para darse cuenta que son cientos de miles de documentos malos, ininteligibles y “asquerozos” que producen los Notarios y que llegan al Registro Nacional. Mal, muy mal haría el Registro y cualquier funcionario del Registro que, en aras del ojetivo “inscribir los documentos”, tolere y admita un desempeño funcional notarial al margen de la ley o de los principios que regulan la función del Notario Público. Nunca, nunca se nos puede olvidar que la función notarial es del Estado, que el Notario es solo un delegatario o licenciatario funcional del Estado, y que el Registro Nacional es parte del Estado mismo. La disposición normativa de comentario no es más ni menos que el ejercicio de las Potestades de Imperio del Estado poniendo orden en algo que es consustancial al Estado mismo. Bien por el Registro, bien por la seguridad jurídica, bien por la solemnidad y majestad de la función notarial.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*