POWERED BYmaster lex

Relaciones sentimentales entre compañeros de trabajo

Agradecemos al Lic. Javier Madrigal  esta nueva reflexión que nos ofrece sobre una situación que se presenta no pocas veces en el ámbito laboral.

————————————

“Es posible que dentro de una organización, empresa o institución, los colaboradores, o trabajadores, puedan iniciar relaciones personales de tipo amoroso o sentimental, ante esta realidad, es común que muchas empresas tanto privadas como públicas, establezcan vía reglamento, que tales conductas, son indebidas, y por lo tanto inaceptables, al punto de ser despedidos, sin responsabilidad patronal alguna. Es importante:

Primero: Las causales justas de despido sin dicha responsabilidad, están señalas de manera taxativa, en el artículo 81 del Código de Trabajo, dentro de las cuales no se enmarca, la hipótesis planteada, por lo que, de una lectura medular de las mismas, es posible, asegurar que en nuestro ordenamiento jurídico no existe una disposición que permita sancionar o despedir, se reitera, sin responsabilidad patronal, por el simple hecho del establecimiento de una relación sentimental entre compañeros, o trabajadores en una misma compañía o institución.

Segundo: En materia de Reglamentos internos de trabajo, es claro, que tampoco, sería posible, crear causas de despido, ajenas a las del citado artículo 81. Por lo cual, un despido, basado en dicha situación, deviene ilícito, y nunca podría calificarse como una conducta reprochable, grave, o de pérdida de confianza. Por lo que de ocurrir, la parte patronal, estaría incurriendo en un despido con responsabilidad patronal, con las consecuencias que nuestra misma legislación laboral, estatuye, como es el pago de vacaciones, aguinaldo, preaviso y cesantía, e incluso podría catalogarse a la luz de la reforma laboral como un actuar discriminatorio, por el empleador, a efectos de una eventual reinstalación.

Ahora bien, y como manifestación del poder patronal de dirección, si es viable, la reubicación, en puestos separados, ello, siempre y cuando no atente contra los elementos esenciales, o básicos del contrato de trabajo pactado, como son: salario, jornada, categoría, especialización del cargo, o que afecten, la dignidad, honra, integridad física o psicológica, en perjuicio de los trabajadores sentimentalmente.”

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Francisco Javier Madrigal Acosta

Javier Madrigal Acosta. Licenciado en Derecho, abogado Litigante, académico y profesor Universitario de los Cursos: Derecho Internacional de Derechos Humanos y Derecho Constitucional. Miembro del Bufete Pacific Law & Consulting Firm

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*