POWERED BYmaster lex

Salud ocupacional debe garantizarse también en teletrabajo

Con la crisis sanitaria que vive el país,  está más claro cada día que el teletrabajo seguirá siendo la alternativa para muchas personas y empresas por tiempo indeterminado.  Incluso muchos que ya han constatado sus beneficios,  lo conservarán como modalidad al concluir la pandemia.  Conviene por lo tanto tomar en cuenta las recomendaciones que el Consejo de Salud Ocupacional emitió en noviembre del 2018 para garantizar las condiciones laborales, el bienestar físico y la mayor productividad de los teletrabajadores.

Se trata de la Guía de Salud Ocupacional y Prevención de los Riesgos en el Teletrabajo.   Puede descargarla en el siguiente link ubicado en la página web del Ministerio de Trabajo:  Descargar guía.

«El objetivo del texto es brindar una serie de recomendaciones que, tanto las personas empleadoras como las personas teletrabajadoras, deben conocer para implementar de forma adecuada la modalidad de teletrabajo, ya sea en su domicilio, telecentros institucionales, oficinas satélites u otros.    (…) Esta Guía posee un carácter no vinculante.»

El Consejo de Salud Ocupacional es un ente tripartito conformado por una representación igualitaria de los sectores gubernamental, patronal y sindical.

La tabla de contenidos de la Guía es la siguiente:

A. Riesgos que pueden presentarse y medidas preventivas

  • Riesgos locativos
  • Riesgos eléctricos
  • Riesgos físicos
  • Riesgos ergonómicos

B. Condiciones que debe tener el espacio de trabajo 

  • Espacio físico
  • Ventilación
  • Iluminación
  • Ruido

C. Condiciones que deben tener las herramientas de trabajo 

  • Escritorio o modular
  • Silla
  • Reposapiés
  • Pantalla del monitor
  • Teclado y mouse
  • El teléfono
  • Equipo portátil

D. Recomendaciones en cuanto a la postura 

  • Postura
  • Postura estática
  • Pausas laborales saludables

E. Responsabilidades de las partes 

  • Por parte de la persona empleadora
  • Por parte de la persona teletrabajadora

Transcribimos a continuación lo que se establece en la Guía en comentario sobre las obligaciones que tienen los empleadores y los trabajadores al asumir esta modalidad de trabajo:

Responsabilidades por parte de la persona empleadora:

• El teletrabajo es una extensión del lugar del trabajo, por lo que se mantienen las obligaciones en materia de Salud Ocupacional estipuladas en la normativa vigente, acorde al lugar de teletrabajo.

• Solicitar a la persona teletrabajadora que realice el auto reporte de Condiciones de Trabajo antes del inicio de las funciones en modalidad
de teletrabajo. (Ver Anexo 3)

• Promover que la persona teletrabajadora cuente con las condiciones mínimas de salud ocupacional, mediante el análisis del auto reporte de Condiciones de Trabajo. Esto no excluye que, en caso de considerarlo necesario, la persona empleadora visite el sitio indicado por el  teletrabajador como su centro de trabajo para orientarlo en la adaptación del mismo. En caso de que la persona empleadora tenga alguna
inconformidad con el autoreporte se sugiere, solicitar asesoría a la Oficina o Departamento de Salud Ocupacional de su empresa o Institución, al Profesional en Salud Ocupacional que funja como asesor(a) en la empresa o bien al Consejo de Salud Ocupacional, para la implementación de acciones correctivas en el lugar de trabajo de las personas teletrabajadoras a su cargo.

• Asegurar que las personas teletrabajadoras reciban información, generada por la Oficina o Departamento de Salud Ocupacional de su empresa o Institución, del Profesional en Salud Ocupacional que funja como asesor(a) en la empresa o bien del Consejo de Salud Ocupacional, sobre la prevención de riesgos durante el teletrabajo.

• Reportar accidentes o enfermedades de trabajo al ente asegurador, de acuerdo a la legislación vigente, en caso de que se produzcan bajo la modalidad de teletrabajo y cumpla con todos los requisitos de la definición de un accidente de trabajo, según el Código de Trabajo.

• Prevenir el aislamiento social y el debilitamiento de las relaciones interpersonales en el trabajo, por lo que es necesario que la persona teletrabajadora cuente con el apoyo instrumental y comunicación con otras personas del entorno de trabajo (jefes, compañeros), por ejemplo: asistencia a la oficina de la empresa una vez por semana, a través de reuniones, llamadas telefónicas o videollamadas semanales, mediante las cuales se capten necesidades, aclaren dudas y mejore la comunicación.

• Asegurarse que la persona teletrabajadora tenga claridad de cuáles son las funciones asignadas, así como cantidad y calidad del trabajo esperado, para evitar confusión sobre la expectativa asignada.

• Vigilar la salud laboral de todas las personas teletrabajadoras, mediante el control médico anual, según corresponda.

• Las personas en situación de discapacidad tienen derecho al teletrabajo. La habilitación del espacio físico para que implementen esta modalidad, será analizada en conjunto con la Oficina o Departamento de Salud Ocupacional de su empresa o Institución, el Profesional en
Salud Ocupacional que funja como asesor(a) en la empresa o bien por el Consejo de Salud Ocupacional, a fin de velar que el sitio de teletrabajo aprobado reúna todas las condiciones necesarias según el tipo de discapacidad que presente el teletrabajador.

Responsabilidadades por parte de la persona teletrabajadora:

• Identificar cuáles son los posibles riesgos que se pueden presentar en su lugar de trabajo.

• Realizar el auto reporte de  Condiciones de Trabajo antes del inicio de las funciones en modalidad de teletrabajo, de acuerdo con los mecanismos, establecidos por la persona empleadora.

• Cumplir con las obligaciones legales en materia de prevención de riesgos laborales.

• Cuenta con sistema de alimentación ininterrumpida con supresor de picos, conocida como “UPS” (ver apartado 5.2)

• Reportar accidentes o enfermedades de trabajo a su jefatura directa, de acuerdo con la legislación vigente y los protocolos establecidos por la persona empleadora.

• Por la naturaleza organizativa flexible del teletrabajo, se requiere que la persona teletrabajadora tenga un mayor compromiso personal para organizar diariamente o semanalmente las actividades laborales, respetando el inicio y fin de la jornada laboral, los periodos de alimentación y descanso.

 

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

4 de 4 Comentarios

  1. Aura Céspedes Ugalde • 17 septiembre, 2020

    Buenos días doña Silvia.
    Le escribo, con suma preocupación por la situación que se esta presentando en BCR, donde obligatoriamente los notarios debemos pagar los impuestos y timbres de las escrituras etc.
    Ahora con la facilidad de trabajar de manera digital con el Registro, mandaba depositar al BCR, el dinero y hacia el pago electrónico de los impuestos de los documentos, este martes fue mi hija que también es notaria a hace el deposito y cual fue la sorpresa, que el cajero no le recibió el dinero bajo amenaza de congelar la cuenta por superar los 1000 mil dólares mensuales permitidos, aparte del show que monto frente a todos las personas que hacían fila, hago ver el mal trato. pero lo más grave la respuesta que ayer recibí a mi correo electrónico del cajero que la atendió en la Sucursal de San Pedro de Poás, y que aquí le copio a continuación

    ________________________________________

    Buenas tardes doña Aura.

    En respuesta a la consulta que hicimos ayer con el caso del depósito que traía su hija, le comunico lo siguiente:

    Nos dicen que en cada caso se debe presentar la escritura, indicando el desglose los montos a cancelar por concepto de timbres, impuestos, enteros etc… En los casos en que es por transferencia se puede constatar que el dinero proviene del cliente citado en cada escritura.

    En los casos en que el cliente entrega el efectivo, se requiere también la escritura con el detalle de gastos, y el voucher de la entidad financiera en donde el cliente retiró el efectivo.

    Nos dicen que problema es que esto es parte de las funciones de un abogado pero no son ingresos propios ni administración de recursos de terceros por lo que no quedaría reflejado en una contabilidad, por lo que para poder realizar estos tramites, se debe de realizar este procedimiento en cada depósito de esta índole.

    Saludos.

    Lo que me parece abusivo e invasivo que entorpece nuestra labor notarial y tenemos que exponer a nuestros usuarios a que se ventilen no sabemos con que personas e intereses sus movimientos notariales , desconozco si a otros notarios les ha sucedido lo mismo,
    Le comento a su persona esta situación por su reconocida labor de apoyo y aporte certero a la labor del quehacer de abogados y notarios, y para consultarle si usted tiene conocimiento de que este sea un procedimiento oportuno y de rigor o una directriz para todos los notarios para poder pagar los impuestos y timbres de las escrituras, o si la Dirección de Notariado se ha manifestado sobre este particular.

    Muchas gracias por su tiempo para leer este comentario y si tiene alguna recomendación se la agradezco.
    Saludos cordiales, Aura Céspedes Ugalde, carnet de abogado 4053

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 17 septiembre, 2020

      Muchas gracias a usted doña Aura por ponernos al tanto de esta situación. Vamos a investigar de inmediato para poderles informar sobre el particular.

      Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 17 septiembre, 2020

      Estimada doña Aura, Nos indican en al Banco de Costa Rica que esta obligación de brindar la justificación en casos de depósitos o transferencias por montos iguales o superiores a los $10,000 no tiene que ver específicamente con el pago de timbres o impuestos para la tramitación de escrituras públicas, sino que es la regulación general establecida en la Ley 7786 sobre estupefacientes y legitimación de capitales.

      Artículo 20.-Toda institución financiera deberá registrar, en un formulario diseñado por el órgano de supervisión y fiscalización competente, el ingreso o egreso de las transacciones, en moneda nacional o extranjera, iguales o superiores a los diez mil dólares moneda de los Estados Unidos de América (US $10.000,00) o su equivalente en colones.

      Tratándose de sumas destinadas al pago de los costos de inscripción registral, la mejor forma de demostrar su procedencia es con la respectiva escritura pública en la cual pueda constar que existe efectivamente esa obligación de cancelar timbres e impuestos por sumas iguales o superiores a los $10,000.

      No tenemos conocimiento de algún criterio de la DNN sobre este tema en particular. Como usted bien lo señala puede resultar engorroso para los Notarios el tener que realizar estas comprobaciones ante el Banco de Costa Rica, pero lamentablemente los bancos y entidades financieras están obligadas a llevar ese control.

      Responder
  2. MARIA LOURDES DELGADO JIMENEZ • 02 septiembre, 2020

    El problema del teletrabajo, es que en su mayoría los patronos se acomodan y el trabajador debe de correr con la implementación de la oficina, incluyendo el pago del internet.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*