POWERED BYmaster lex

Sobre la permuta de tiempo no laborado

Entre las medidas que se han impulsado como alternativas para evitar la ruptura definitiva de los contratos de trabajo durante el tiempo  que se mantenga la Emergencia Nacional, se encuentra  la Permuta por Tiempo No Laborado.

A continuación nos permitimos resumir respuestas brindadas por el Departamento de Asesoría Jurídica del Ministerio de Trabajo, en el pronunciamiento N° DAJ-AER-OFP-102-2020,  sobre esta novedosa figura.

Fundamento legal:  Artículo 11 de la Ley N° 9832, de Autorización de Reducción de Jornadas de Trabajo ante la Declaratoria de Emergencia Nacional,

Definición: La permuta es un acuerdo entre la parte empleadora y la persona trabajadora, de interrumpir temporalmente las labores con goce de salario, mientras se mantiene la declaratoria de emergencia, para ser repuesto dicho trabajo en un plazo máximo de un año.

Procedimiento/Autorización:  No se requiere  procedimiento alguno, ni autorización previa de la Inspección de Trabajo, así como tampoco algún formato con el que se deba cumplir.  El Ministerio de Trabajo recomienda sin embargo que ambas partes suscriban un documento en el que quede muy claro que el patrono seguirá pagando el salario al trabajador a pesar de no laborar, a cambio de que este último se comprometa a reponer las horas que sean acordadas, una vez que el  trabajador reinicie sus labores y en el plazo máximo de un año, respetando las limitaciones existentes para las jornadas laborales.

Reposición de horas:  Deberá estipularse en forma muy clara la forma como se llevará a cabo la reposición del tiempo no laborado.   Para ello será muy importante tomar en cuenta la jornada laboral de ese trabajador pues la reposición de horas no podrá superar los máximos de horas que de acuerdo con el Código de Trabajo pueden laborarse según los siguientes tipos de jornada y según los límites establecidos para la llamada jornada extraordinaria.

  • Jornada diurna:   Es la que puede tener lugar en cualquier momento entre las 5 a.m. y las 7 p.m.  El trabajador labora entre 8 a 10 horas máximo, siempre que la actividad que se lleve a cabo no sea insalubre o peligrosa.
  • Jornada nocturna: Ocurre entre las 7 p.m. y las 5 a.m. ,permitiéndose laborar dentro de dicho período, solamente 6 horas.
  • Jornada mixta :  la que se ejecuta en horas del día y horas de la noche,    pero con la condición de que no exceda más de 3.5 horas  después de las  7 p.m ,  pues en ese caso se convierte en jornada nocturna. «Esto quiere decir que si un trabajador, dentro de la jornada ordinaria mixta labora después de las 10:30 de la noche o antes de la 1:30 de la madrugada, ya se considera jornada ordinaria nocturna. Este tipo de jornada no puede exceder de siete horas , salvo que se trate de trabajos que por su propia condición no sean insalubres o peligrosas, en cuyo caso podrá ser de hasta ocho horas.   (La empresa debe de tener el visto bueno del Consejo de Salud Ocupacional de este Ministerio).»  (Tomado textual del Oficio N° DAJ-AER-OFP-102-2020.)
  • Jornada extraordinaria: constituye el trabajo que realizan los trabajadores fuera de los límites establecidos en las jornadas antes indicadas y que en ningún caso, sumando las horas ordinarias a las horas extraordinarias, podrán  sobrepasar de las 12 horas diarias.

Partiendo de las definiciones anteriores,  al momento de acordar el empleador y el trabajador la forma como se producirá la reposición de horas deberán tomar en cuenta esos máximos que por día no pueden ser excedidos.   Entonces si la jornada diurna de un trabajador  siempre ha sido de 8 horas diarias,  podrá trabajar hasta 4 horas más en concepto de reposición, es decir, hasta completar el máximo de 12 horas laborables permitidas por Ley.    Si la jornada ha sido de 6 horas nocturnas podrá laborar hasta 6 horas más en concepto de reposición de horas.

No es tiempo extraordinario:  Muy importante la aclaración que se hace en el sentido que esas horas de reposición no constituyen tiempo extraordinario que amerite el pago de una suma extra, sino que se trata más bien de horas ordinarias cuyo pago ya había sido adelantado por el empleador.

Un año máximo de plazo para la reposición:  Una vez que el trabajador pueda regresar a laborar empezará a contar el año de plazo que se tiene para que reponga las horas que no laboró y que le fueron pagadas.

Transcribimos textualmente a continuación algunas recomendaciones por parte del Ministerio de Trabajo para la implementación de la Permuta de Horas No Laboradas así:

  • «Es conveniente que se firme un acuerdo desde el momento en que se van a ir para la casa, estableciendo una proyección de las horas por cada mes, estableciendo un plazo del tiempo que van a estar en la casa, con posibles prórrogas, para que se tenga claro por ambas partes las horas que tendrían que reponer.
  • No es recomendable que ese convenio se establezca después de que se reintegren porque no habría certeza para ambas partes.
  • Para el plan o proyección de las horas, deben respetarse los límites antes explicados, según se trate de jornadas diurnas, mixtas o nocturnas. En todo caso, dado que se tiene el plazo de un año para reponer las horas previamente pagadas y no laboradas, que dicha cantidad no sea desproporcionada, en razón de que se cuenta con un año de plazo para llevarlo a cabo, con el fin de mantener al trabajador en condiciones óptimas y el trabajo de la misma calidad a la acostumbrada.
  • Las horas de reposición no se pagan a tiempo y medio, porque no son horas extraordinarias.»

Suscriptores de Master Lex con mucho gusto les haremos llegar el texto completo del pronunciamiento N° DAJ-AER-OFP-102-2020 que nos lo soliciten al correo electrónico  info@puntojuridico.com

Estamos por incorporar a su base de datos de Formularios de Cartulación,  nuevas plantillas relacionadas con este convenio de permuta de tiempo no laborado y otras alternativas novedosas como le Suspensión del Contrato de Trabajo o la Reducción de Tiempo Laboral.

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
Lic. Silvia Pacheco. Editora General

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*